Cena ofrecida a las delegaciones de jefes de Estado y de Gobierno asistentes a la Cumbre de la OTAN

El Palacio Real es el escenario de la cena de gala que ofrecen Felipe VI y Doña Letizia a los mandatarios internacionales

Los Reyes van a ofrecer a los líderes de la OTAN y sus acompañantes una cena compuesta por un cóctel de diez aperitivos, un plato principal de merluza en salsa Ménier y un postre que ha sido elaborado por el chef Paco Roncero.

En total, Don Felipe y Doña Letizia serán los anfitriones de 58 invitados, entre ellos los presidentes de los 30 estados que integran la OTAN, así como los de otros ocho países que han sido invitados para la cumbre que acoge el miércoles y el jueves Madrid.

La cena, que será ofrecida en el comedor de gala, arrancará con un cóctel compuesto por aceituna esférica, brioche de atún rojo a la mostaza antigua, ceviche de corvina con leche de tigre, air bag de picaña, bogavante con sopa de aceite y pomelo rosa, tortilla de camarón, sardina marinada con salsa romescu, taco de ternera glaseada, gilda de salmón ahumado, croqueta de gamba al ajillo, kikos con guacamole, buñuelo de bacalao y gazpacho al aceite de albahaca.

El plato principal será merluza con salsa menier, tapioca y huevas de trucha, mientras que para el postre Roncero ha preparado espuma de coco con granizado de menta y fruta de la pasión. Para beber, habrá vino blanco, tinto y cava.