El juez de “Pegasus” pide al CNI que guarde el volcado de los móviles de Sánchez, Robles, Marlaska y Planas

El magistrado de la Audiencia Nacional solicita que se conserve el contenido íntegro de los análisis que detectaron que se había inoculado el virus en los teléfonos

El ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Defensa, Margarita Robles, durante un acto de destrucción simbólica de casi 1.400 armas
El ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Defensa, Margarita Robles, durante un acto de destrucción simbólica de casi 1.400 armas FOTO: Eduardo Parra Europa Press

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, José Luis Calama, ha acordado que se conserve y se ponga a disposición del juzgado el volcado de los móviles que se hizo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la ministra de Defensa, Margarita Robles, el del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y el de Agricultura, Luis Planas, en el marco del “caso Pegasus”. El magistrado solicita al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) que no destruya toda la información sobre los terminales telefónicos y todos los informes que se realizaran “sean preliminares, definitivos o de cualquier tipo”.

En un escrito con fecha de este mismo miércoles, Calama se dirige al Centro Criptológico Nacional (CCN) -dependiente del CNI- que fue el organismo que detectó el virus espía israelí en los terminales del presidente y los tres ministros. Dice el juez que cuando la Abogacía del Estado presentó la denuncia inicial aportó cuatro informes con el análisis de los dispositivos en los que se explicaba que se había realizado una copia de seguridad de los dispositivos y un volcado físico de los discos.

Esto es lo que ahora Calama quiere que se guarde por si más adelante lo necesita. “Es por ello que surge la necesidad de retener y conservar los efectos o instrumentos relacionados con el delito instruido en la presente causa. Por consiguiente procede acordar la conservación, a disposición de este órgano judicial, de todos los volcados de información verificados sobre los terminales telefónicos referenciados, así como de cuanta información haya podido ser extraída de ellos”, remacha el juez en su escrito.

Cabe recordar que hace dos días el togado abrió la puerta a que se hubiera podido sustraer información sobre la Defensa Nacional del teléfono de la ministra Margarita Robles. La Abogacía del Estado -que actúa en favor de los intereses de los miembros del Gobierno- se mostró contraria a que una acusación particular solicitara entrar en el procedimiento porque podía tener acceso a información “íntima” sobre los perjudicados. El magistrado contestó que, por encima de eso, prevalecían los “intereses generales”.

Esta investigación, que lleva en marcha desde el 3 de mayo, está a la espera de varias patas importantes para seguir caminando. Por un lado, la declaración como testigo del ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, que debe contestar por escrito a las preguntas de juez y Fiscalía en los próximos días. Por otro lado, una comisión rogatoria pendiente de llegar de Israel lugar de origen de la empresa NSO Group dueña de Pegasus.