LA RAZÓN pregunta a los españoles: ¿Si va a la playa prefiere llevarse la comida o ir a un chiringuito o restaurante?

Playa de El Saler , junto a la bocana del puerto de Valencia
Playa de El Saler , junto a la bocana del puerto de Valencia FOTO: Manuel Bruque EFE

Los españoles han activado el “modo crisis” ante las malas perspectivas económicas y los hogares se preparan para reducir el consumo y afrontar del mejor modo posible la subida de las precios a partir de septiembre. El Banco de España ya ha avisado en un informe que las familias gastarán menos porque anticipan una “evolución menos favorable de sus rentas, de su posición patrimonial y de la situación económica en general”.

Este ahorro ha llevado a que en muchas playas españolas vuelvan a verse neveras portátiles cargadas de tortilla de patatas, filetes empanados, fiambre y sandía, una imagen que nos recuerda a los años 70 y 80, cuando ésta era la práctica habitual de los veraneantes durante sus vacaciones.

Aun así, la mayoría de los españoles prefiere hacer la comida de al mediodía en un establecimiento antes que preparar su propio alimento y tomársela bajo la sombrilla. Según la encuesta de hoy de NC Report para LA RAZÓN, el 58,2, por ciento de los preguntados se decanta por almorzar en un chiringuito o restaurante, frente al 38% que elige cocinar en casa y llevársela a la playa.

FOTO: La Razón La Razón

Los mayores de 55 años son los más reacios a comer rodeados de arena, y el 60,8% prefiere ser atendido en un comedor, frente al 57,9% de los de edades comprendidas entre los 35 y los 54 años y el 53,9% de los de entre 18 y 34.

Por género, las mujeres son más austeras que los hombres y están más preocupadas por la economía doméstica, según la encuesta de NC Report. De esta forma, el 43,6% prefiere llevar el “tupper” a la playa frente al 32 por ciento de los varones.

FOTO: La Razón La Razón

En cuanto a la segmentación de partidos, los votantes del Partido Popular son los más sibaritas y solo el 30,1 por ciento se plantea alimentarse en bañador bajo el parasol frente al 37,7% de los electores del PSOE, el 47,4 de los de VOX y el 37,7% de de los Podemos.

Las malas perspectivas para un futuro inmediato también ha afectado a la hora de plantear las vacaciones de verano y casi la mitad de los españoles ha decidido recortar sus días de asueto fuera de su residencia habitual.

Según la encuesta de NC Report para LA RAZÓN, el 45,1 por ciento de los entrevistados recortará sus días de vacaciones frente a un 43,9 que seguirá adelante con sus planes de veraneo.