MENÚ
domingo 21 abril 2019
01:31
Actualizado

Casado blindará el control de las cárceles catalanas

Para evitar que la Generalitat pueda excarcelar a los líderes del «procés».

  • Pablo Casado visitó ayer en un centro de Formación Profesional en Las Palmas de Gran Canaria
    Pablo Casado visitó ayer en un centro de Formación Profesional en Las Palmas de Gran Canaria
Las Palmas.

Tiempo de lectura 4 min.

16 de abril de 2019. 03:25h

Comentada
C.S. Macías Las Palmas. 16/4/2019

El líder del PP, Pablo Casado, garantizó ayer que si gana las elecciones generales y gobierna, las cárceles estarán «gestionadas por el Estado». Cataluña dejará de tener competencias en esta materia, y tampoco cederá más competencias al País Vasco. «Ya está bien de mercadear transferencias a cambio de apoyos en el Congreso. Que le quede claro a Bildu, al PNV y al PSOE. Cuando yo sea presidente del Gobierno, las cárceles serán gestionadas por el Estado. Ni Cataluña ni Navarra ni País Vasco. Competencia nacional en igualdad y dignidad para los funcionarios de prisiones», sentenció, después de que LA RAZÓN publicara ayer que el PSOE es el único partido constitucionalista que no lleva en su programa recuperar prisiones. Por lo que el Gobierno catalán gestionará la condena a los presos independentistas como ocurrió con Oriol Pujol, hijo de Jordi Pujol, tras su condena por el cobro de comisiones ilegales en el caso ITV. Casado afirmó que «ya está bien de mercadear los decretos por escaños» y «los indultos por votos», en alusión a la posibilidad de aplicar la medida de gracia a los líderes del «procés». «Yo no quiero ver cárceles a la carta en Cataluña para los “golpistas”, en alusión a la cárcel de Lledoners, y ya el colmo sería ver en el País Vasco cárceles a la carta para los etarras. Eso con el PP no va a pasar, un poco de respeto a las víctimas del terrorismo», concluyó.

En su paso por Canarias, Casado aprovechó para visitar el puerto de la ciudad y el centro de formación técnico profesional del metal. Desde allí, envió un mensaje de «reflexión» ante el «riesgo dominante» de «perder las libertades», algo que dijo está ocurriendo en esta campaña electoral después de los escraches vividos contra el PP en Cataluña, contra Cs en Rentería y contra Vox en Bilbao, donde se produjeron actos de kale borroka. «Aún no hemos oído nada, por parte del presidente del Gobierno, sobre estos escraches intolerables», se quejó. Ante esto, Casado mostró su «solidaridad» a Rivera, a todos sus compañeros de Cs, a Santiago Abascal y a los líderes de Vox, así como a sus compañeros del PP de Cataluña por lo ocurrido. Casado tildó de «inaceptable» lo que está ocurriendo y el «silencio cómplice» de Sánchez. Por ello le preguntó si quiere estar del lado de los partidos que «jalean la violencia» o si va a «anunciar medidas contundentes para evitarlo». Criticó el «cinismo y la hipocresía por la cual los del PP somos los violentos por denunciar los pactos inconfesables y totalitarios de sus socios», pero dijo que esto «ya no cuela» y afirmó que los que no denuncian esos actos violentos o siguen pactando con ellos se están poniendo de su lado. «Sánchez ha decidido alinearse con los que van contra Cayetana, Rivera o Abascal».

A Casado ya no le valen los discursos de moderación, ni que Sánchez «se ponga la corbata de presidente» y dijo el PSOE debe elegir: «O está con los que están siendo escracheados o con los de la kale borroka de Bildu, del PDeCAT, de ERC o los de la kale borroka justificada del «jarabe democrático» que son los de Podemos».

Últimas noticias