MENÚ
martes 21 mayo 2019
16:14
Actualizado

Casado quiere reducir a 30 días las listas de espera de pruebas médicas

El PP considera que el debate no será una "súper Bowl" sino más informativo

  • El presidente del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado, durante su participación en un acto público en Toledo
    El presidente del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado, durante su participación en un acto público en Toledo /

    Efe

Toledo.

Tiempo de lectura 4 min.

21 de abril de 2019. 15:20h

Comentada
C.S. Macías Toledo. 21/4/2019

El líder del PP, Pablo Casado fue el único de los candidatos que debaten mañana que no canceló actos y presumió de ello. Desde el Cigarral de Toledo, en un frío domingo de resurrección dijo sentir "el calor de la victoria". "Hay a gente que le cuesta tener actos, hoy solo los tengo yo. Hay unos que se meten en política para obtener prebendas y a otros nos gusta la gente". Destacó que tenía pensado ir a la corrida de toros de Sevilla de hoy con Miguel Abellán, "pero yo no puedo ir porque me dicen que hay dos debates y tengo que sentarme a ver cosas" y al final quien irá a esa corrida de toros irá Adolfo Suárez. Si por él fuera seguiría haciendo actos. Su equipo asegura que el líder del PP está tranquilo, que se va a divertir y sus allegados consideran que no esperen eso sea "la súper Bowll" porque entre las réplicas hay un margen de seis minutos y lo considera que será más informativo. Fuentes del partido aseguran que estará esta tarde en Génova preparando el debate y que tiene el pálpito de que el voto indeciso empieza a movilizarse. Hoy le firmó un autógrafo al conductor que lleva el bus de la caravana de periodistas donde al final terminaba con un: "Vamos a ganar", y es que, según fuentes del partido, se fía de los pronósticos que le trasladan los alcaldes de los municipios y no tanto de las encuestas. No creen en las "malas encuestas" ya que hay un 40% de voto oculto que destacan "es imposible de extrapolar" y ven el debate a cuatro como una "oportunidad" para presentar el programa. Además, subrayan que las campañas del PP son más "por destilación", es decir; "gota a gota" van cayendo los votos y se muestran convencidos de que Sánchez no podrá en ir en versión "zen".

Y eso hizo en Toledo. Casado presentó su decálogo en materia sanitaria, un sector que supone "la fortaleza democrática y la prosperidad en una nación". Casado aseguró que tenemos "una de las mejores" sanidades del mundo "con los mejores medios y profesionales" y dijo que lo sabe por experiencia propia ya que viene de familia médicos y además "he tenido que pasar mucho a los pies de la Sanidad Pública por tener a un hijo malito". Por ello apostó en su programa por hacer un homenaje a los profesionales sanitarios, un sector de los que dijo, nadie se ha acordado. Aseguró que cuando gobierne "prestigiaremos una profesión que tiene una gran responsabilidad y tiene que tener una remuneración acorde con su trabajo".

Además, esbozó un programa de salud dirigido a "la sostenibilidad de un sistema que otros nos dejaron fundido".

Plan para celiacos y diabéticos

Casado apostó por la libertad de elección de médico y hospital en toda España y garantizar una cartera básica y común de servicios sanitarios. Aseguró que "se acabó que en una autonomía tengas una prestación y en otras, otra diferente" y recordó que las competencias, "todas", son del Estado y que las autonomías lo que hacen es administrar esa competencia "y el que lo haga mal, el Estado tiene que velar que lo haga bien". Se mostró en contra de suprimir el estado autonómico porque, dijo, "ha funcionado bien".

Casado quiere que haya una tarjeta sanitaria única en toda España para que cuando las personas se vayan de vacaciones no se tenga que sacar una temporal. Además, quiere un calendario único de vacunación en toda España, acceso a las oposiciones sin barreras lingüísticas para que los mejores médicos opositen donde quieran.

Entre sus propuestas subrayó la de un plan estratégico para diabéticos y celiacos en circunstancias de equidad.

También se acordó de los mayores, un sector donde se amplia el gasto de salud y apostó por hacer un mapa de enfermos de alzheimer, también con los enfermos de cáncer para que se puedan dotar de los mejores tratamientos en los centros especializados y un tratamiento especial para cuidados paliativos y unidades de dolor "con la mayor dignidad y el mínimo coste para sus familiares".

Otro de los compromisos, que implicará a los presidentes autonómicos es la de acabar con las listas de espera para pruebas médicas con el fin de que no sobrepasen un mes.

Recordó que en Andalucía, Susana Díaz ocultó a 500.000 personas de la lista de dependencia y mostró su compromiso para obligar a las autonomías para que tengan derecho a esas pruebas médicas y también quirúrgicas "si es necesario abriendo quirófanos por las tardes, como está haciendo Juanma Moreno", dijo.

Asimismo, quiere hacer un plan para la medicina rural. "Libertad para los españoles y de acceso a ella".

El líder del PP también apostó por la revolución digital que "está afectando mucho el telediagnóstico, en operaciones y tratamientos". Por ello quiere la digitalización del expediente único para toda España, que no tengan que viajar tus datos sino que en cualquier autonomía se pueda acceder al historial médico a través por el sistema de datos. "Con ello queremos garantizar la equidad", destacó.

El presidente de los populares, haciendo paralelismo aseguró que el PP cogió una España que estaba en la UCI, "y la conseguimos operar y hacer un plan de choque, pero su salud está empeorando" para ello llamó a volver a recuperar la salud de España. "Esto va bien, vamos a ganar. Algunos se oculta, porque saben que vamos a ganar, defendiendo lo que más importa. Casado se mostró convencido de que están en plena remontada, "vamos a ganar" volvió a insistir y destacó que "estamos poniendo en riesgo esta patria".

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas