MENÚ
sábado 20 julio 2019
02:17
Actualizado

Las claves del barómetro del CIS: España se “derechiza” y la izquierda retrocede

Los líderes del centro derecha mejoran su valoración. Casado sube de 3 a 3.4 puntos este mes y Ribera pasa de 3.5 a 3.7

Los líderes de la izquierda se estancan o bajan. Sánchez repite con 3.9 puntos e Iglesias desciende de 3 a 2.9

  • Las claves del barómetro del CIS: España se “derechiza” y la izquierda retrocede
Madrid.

Tiempo de lectura 5 min.

04 de enero de 2019. 20:13h

Comentada
Lorente Ferrer.  Madrid. 4/1/2019
Evolución ideológica:

España se derechiza. En el anterior CIS de noviembre los españoles se ubicaban en el punto 4.5 de la escala ideológica del 0 al 10 en el eje izquierda/derecha. En diciembre se sitúan en el 4.7.

Valoración negativa de la gestión del gobierno:

En la pregunta 11 se indaga por la opinión de los ciudadanos por la gestión que está haciendo del gobierno del PSOE, textual. La respuesta es que solo el 12.0% afirma que es buena o muy buena, cuando en el barómetro de noviembre era el 15.2%. Por el contrario se incrementa el porcentaje de los que afirman que es mala o muy mala, que pasa del 38.5% al 42.2%.

Valoración de los líderes:

Los líderes del centro derecha mejoran su valoración. Casado sube de 3,0 a 3.4 puntos en este mes, mientras que Ribera pasa de 3.5 a 3.7 puntos.

Los líderes de la izquierda se estancan o bajan. Sánchez repite con 3.9 puntos e Iglesias desciende de 3,0 a 2.9 puntos.

Estimación de voto:

La izquierda retrocede 5.4 puntos con respecto al barómetro de noviembre, la suma de PSOE y Unidos Podemos se recorta del 49.2% al 43,8%.

El PSOE sufre el primer retroceso desde el cambio de método de estimación de voto, cae 2.3 puntos, baja del 31.2% al 28.9%. Mayor es la caída de UP, que es de 3.1 puntos, que desciende del 18.0% al 14.9%.

El voto directo:

Los dos bloques se acercan, a pesar de la sobre representación en la muestra de votantes del PSOE, el centro derecha pasa del 24.6% de noviembre al 30.0% en diciembre. Su crecimiento en un solo mes es de 5.4 puntos. Mientras que la izquierda incrementa su intención de voto en tan solo 1 punto, al pasar del 30.4% al 31.4%.

Recuerdo de voto:

Cuanto mayor es la diferencia entre el recuerdo de voto recogido por la encuesta, con respecto el resultado real de las anteriores elecciones, más necesario es introducir elementos de ponderación o corrección.

En las elecciones de 2016 recordaron votar al PP el 19.8%, cuando en realidad le votó el 21.7%. Es un 8.8% menos de muestra popular en la encuesta.

A Unidos Podemos tiene un recuerdo de voto en el barómetro del 12.2%. Le votó el 13.9%, es decir un 12.2% menos de entrevistados de los que debería haber tenido.

Al PSOE recuerdan haberle votado el 21.8% de los encuestados, cuando únicamente le votó el 14,9%. El desfase es del 46.3%.

Mientras que en Ciudadanos nos encontramos que es coincidente el porcentaje entre los que recuerdan haber votado a los naranjas y el resultado de 2016; el 8.6%.

Evolución del método:

Con el cambio de gobierno, el CIS, deja de aplicar el anterior método basado en las estimación directa de voto + simpatía, ponderado por el recuerdo de voto e introduce un nuevo punto de vista basándose únicamente en la manifestación espontánea de la intención directa de voto, a la que se suma a cada candidatura la simpatía a partidos políticos, como probabilidad de voto de los indecisos o de los que manifiestan que no votarían. Por lo tanto los datos de intención de voto de los últimos barómetros son datos directos de opinión que no deben ser interpretados como los resultados de unas hipotéticas elecciones, ya que NO ponderan el recuerdo de voto. Por lo que el CIS se limita a aplicar lo que ellos llaman un “modelo básico” con datos directos.

Pero para interpretar y transformar estos datos directos; la intención directa de voto y simpatía, en una proyección del voto estimado en unas elecciones es preciso introducir la ponderación por recuerdo de voto, es decir lo que comúnmente se denomina “cocina”, que es ponderar los datos directos y de simpatía por el recuerdo real del voto en las anteriores elecciones.

En el caso concreto de este CIS, nos encontramos que el 21.8% de los entrevistados recuerdan haber votado al PSOE en las anteriores elecciones generales. Pero al PSOE solo le votó el 14.9% del censo. La diferencia es muy importante. Ni más ni menos que la muestra de votantes del PSOE es un 46.3% superior a la real. Para que la muestra del CIS coincidiera plenamente con el recuerdo real, deberían haberse entrevistado a 445 votantes del PSOE, pero los entrevistado han sido 650.

Por lo tanto se debería ponderar o aplicar un coeficiente corrector para ajustar a la realidad el voto directo y simpatía del PSOE. Pero esta acción no la contempla el CIS porque la considera una modificación la opinión expresada libre y directamente por la ciudadanía.

Es cierto que el nuevo CIS manifiesta públicamente que huye de transformar o corregir la opinión pública, pero debería tener en cuenta esta desviación para modular el peso de cada electorado porque si no lo tiene presente nos encontramos con estimaciones divergentes entre el instituto público y los privados. Quizá se terminase con la polémica publicando el CIS una segunda columna con la estimación con la ponderación del recuerdo de voto, tal y como hizo el propio CIS en el preelectoral de Andalucía, en el que volvió a la metodología anterior a esta nueva etapa.

No obstante la nueva dirección del CIS continúa evolucionando su nuevo modelo. En el último semestre ha ido modificándose el título de la columna en donde aparecen los resultados de unas hipotéticas elecciones, entre junio y octubre se denominaba “Voto directo en la encuesta (en % sobre el censo)”. En el barómetro de noviembre se modificó por ”Estimación de voto más simpatía (en % sobre voto a candidaturas)”, y en el último de diciembre se titula como ”Voto directo en la encuesta (% sobre el voto emitido)”.

Lorente FERRER

Sociólogo

El barómetro del mes de diciembre difundido hoy por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) deja los siguientes titulares:

► 1. El CIS mantiene la victoria del PSOE, y Vox, con un 3,7 % de los votos, podría entrar en el Congreso.

2 .El PSOE se mantiene como primera fuerza política, con el 28,9 % de los votos, seguido del PP, con un 19,1.

3. La tercera posición sería para Ciudadanos, con un 17,9 %. Podemos y sus confluencias logran un 14,9.

4. La suma de PP, Ciudadanos y Vox, un 40,7 de los votos, no supera la de PSOE y Unidos Podemos, un 43,8.

5. Castilla-La Mancha, Cantabria y La Rioja, los caladeros de Vox.

6. Sánchez sigue siendo el líder más valorado mientras mejoran Rivera y Casado.

7. Se dispara la preocupación por la inmigración y el paro sigue en cabeza.

8. La preocupación por la corrupción baja 15 puntos desde que Sánchez gobierna.

9. El PSOE ganaría las elecciones europeas y sobrepasaría al PP en 5 puntos.

10. Un 44,3 % de españoles votará lo mismo en europeas, municipales y autonómicas.

Últimas noticias