MENÚ
domingo 21 octubre 2018
16:07
Actualizado
  • 1

El padre de Artur se une a la desesperada búsqueda

Lo último que supo de su familia fue un mensaje que recibió de su mujer instantes antes de ser engullida por la riada.

  • Entre 150 y 200 efectivos de emergencias buscan al menor en las zonas arrasadas
    Entre 150 y 200 efectivos de emergencias buscan al menor en las zonas arrasadas
Sant Llorenç.

Tiempo de lectura 4 min.

13 de octubre de 2018. 01:30h

Comentada
Belén Tobalina Sant Llorenç. 13/10/2018

ETIQUETAS

Los esfuerzos de los equipos de rescate continuaron ayer en la zona cero de la riada. El dispositivo de búsqueda arrancó ayer con una reunión a las 07:00 de la mañana. A las 08:30 aproximadamente cada unidad, cada grupo especializado, sabía dónde tenía que buscar al pequeño Artur. Los trabajos se concentraron en las proximidades donde se encontró el vehículo y la mochila del menor de entre cinco y seis años (nació en 2012), con varios efectos personales dentro. Los investigadores tienen sus motivos para pensar que pudiera estar allí. No obstante, no es la primera vez que le buscan en esta zona. Pero ayer fue si cabe una búsqueda más exhaustiva al contar con maquinaria. «Tenemos un grupo de hombres de la Guardia Civil recorriendo el tramo entre S’Illot y Son Carrió y otro que lo recorre a la inversa», explica la Benemérita. Allí también están el resto de cuerpos y unidades del dispositivo de emergencia. «Estamos haciendo una búsqueda exhaustiva y pormenorizada con los canes especialistas en búsqueda de restos humanos». Una vez que pasan estos «sabuesos» y los agentes, tienen unas máquinas excavadoras que van limpiando todo, ramas y barro que se encuentran a su alrededor, y levantando el terreno por si debajo pudieran encontrar algo. También hay otro grupo más arriba que está haciendo lo mismo con canes «aunque con menor intensidad, porque estamos centrando el esfuerzo en ese tramo del torrente».

«Es una zona muy abrupta, con mucha caña, mucho barro, se ha mirado ya esa zona pero se está mirando otra vez con más detenimiento para realizar una búsqueda intensiva y detallada sobre el terreno». Esa zona se va limpiando, ya no quedan coches, los han retirado, así como van a retirar todo lo que moleste para hacer esa búsqueda. «En las zonas donde es imposible acceder por parte de las personas, meten las máquinas excavadoras. Habrá entre 150 y 200 efectivos aproximadamente en esa zona buscando al menor entre varios cuerpos».

Además, se le está buscando bajo el agua, tanto por parte de los buzos de la Guardia Civil como por parte de Servicio Marítimo. «Le estamos buscando por mar, tierra y aire. Además de la unidad canina especializada en búsqueda de restos humanos (3 perros por parte de la Guardia Civil, a los que hay que sumar canes de otros cuerpos), está el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), la unidad de montaña, el Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM), dos helicópteros y varias tripulaciones para poder mantener los aparatos en funcionamiento todo el día, así como el Grupo Rural de Seguridad (GRS) para apoyar en la búsqueda».

A las 18:10 terminaba el equipo de los GEAS, mientras uno de los helicópteros continuaba sobrevolando S’Illot por si pudieran dar con el pequeño. Por la mañana fueron dos componentes de los GEAS en dos helicópteros, uno de Valencia y otro de Palma. Uno fue a S’Illot y otro a Son Carrió. Después fueron con el GREIM y han hecho todo el torrente, unos cuatro kilómetros», explican fuentes consultadas por este periódico. Tras comer rápidamente, han ido a hacer «inmersiones en el puerto de S’Illot, donde han estado haciendo inmersiones hasta las 18:00 horas. Se trata de una zona donde salían imágenes de coches que por la corriente se hundían. No han dado con el pequeño. «La visibilidad era nula. Hemos realizado seis inmersiones a entre 8 y 20 metros de profundidad y sólo hemos detectado hamacas, un cubo de basura de esos verdes grandes y poco más».

Alrededor de las 16:00 horas el padre del pequeño pasó cerca del punto de control. Había estado buscando a su hijo. Uno de los agentes que sabe que queremos hablar con él se lo pregunta. «Ha dicho que no quiere hablar», es normal ha perdido a su mujer y su pequeño sigue sin ser localizado desde el pasado martes.

Lo último que supo de ellos fue «que su mujer le mandó un WhatsApp con un vídeo. Ella grabó durante unos instantes la crecida y se la llevó la corriente», nos cuentan fuentes próximas a la investigación.

El jueves vino su prima. Preguntó a Protección Civil si sabían quién era el ciclista alemán que salvó a la hija y la llevó a un puesto de esta unidad de primeros auxilios. La familia quiere agradecerle su gesto, ese que ha permitido dar algo de ilusión a una familia rota por el dolor de perder a un ser querido y no hallar al pequeño.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs