MENÚ
domingo 18 noviembre 2018
21:04
Actualizado
  • 1

General del Aire Fco. Javier García Arnáiz: Vocación de servicio

Tiempo de lectura 4 min.

02 de junio de 2013. 00:33h

Comentada
2/6/2013

En el Ejército del Aire, un magnífico equipo de 25.000 personas, tenemos un objetivo fundamental: servir a España desde nuestro conocimiento de las operaciones en el aire y desde el aire. La misión es preparar nuestra Fuerza para que esté en las mejores condiciones de ser empleada por la autoridad que designe el Gobierno de la nación.

Es bien conocido que nos enfrentamos a sensibles reducciones presupuestarias porque no somos ajenos a la realidad que nos toca vivir. A pesar de ello continuamos contribuyendo a las misiones de las Fuerzas Armadas gracias a que contamos con un personal extraordinario que sabe cómo reaccionar ante las situaciones más exigentes.

En este sentido hemos tomado una serie de medidas para poder mantener los estándares de seguridad en la operación y operatividad de aviones y tripulaciones. Así, en el área logística estamos potenciando las capacidades de mantenimiento orgánico, y hemos adaptado los programas en curso a las disponibilidades presupuestarias.

En el área de preparación de la Fuerza nos hemos visto obligados a implementar una serie de medidas temporales encaminadas a mantener un amplio conjunto de tripulaciones con un grado de disponibilidad y preparación muy alto, a la vez que proporcionamos a los que no hemos podido incluir en ese conjunto el suficiente entrenamiento como para que puedan recuperar en un plazo de tiempo reducido su máxima operatividad. En definitiva, estamos asegurando la calidad reduciendo la cantidad.

Respecto a las misiones en las que participamos, el Ejército del Aire es el principal contribuyente a las tareas relacionadas con la vigilancia y control del espacio aéreo, ejerciendo nuestra soberanía. El Sistema de Mando y Control es el encargado de proporcionar el conocimiento de lo que ocurre en este ámbito. Las unidades de combate aportan los medios humanos y materiales con los que se puede intervenir en el grado requerido en ese espacio definido. El JEMAD y las autoridades de la OTAN, en los casos en los que se le ha delegado, hacen uso de estas capacidades para cumplir la misión de la Defensa Aérea de España, de forma ininterrumpida, las 24 horas del día, todos los días del año.

Además, ponemos a disposición del JEMAD los medios con los que se participa en las operaciones en el exterior. En la actualidad unas 400 personas del Ejército del Aire se encuentran cumpliendo misiones en el extranjero. En concreto, la Base de Apoyo Avanzado de Herat, Afganistán, en realidad un aeropuerto internacional, está gestionada por personal del Ejército del Aire, que además proporciona un hospital militar con capacidad Role 2; un destacamento del Ala 31 de Zaragoza que opera un avión de transporte C-130 Hércules; otro destacamento de helicópteros Súper Puma que se encarga de realizar misiones de evacuación de heridos; y un grupo de personas que proporcionan diversos servicios aeronáuticos en la base provincial de Qala-i-Naw, lo que permite que opere como un aeropuerto regional en aquellas alejadas tierras en beneficio del Equipo de Reconstrucción Provincial (PRT) español. En esta misma localidad también están desplegados los equipos de control aerotáctico (TACP) del Ejército del Aire que se encargan de coordinar el apoyo aéreo a nuestras tropas cuando se encuentran fuera de sus guarniciones.

Asimismo, entre la contribución española a la operación Atalanta, se encuentra el destacamento Orión, que operando desde la base aérea francesa de Yibuti con un avión de vigilancia marítima contribuye a la lucha contra la piratería y al apoyo a las flotas pesqueras españolas que se encuentran en aquellas lejanas aguas del Golfo de Adén y el Océano Índico.

Nuestra última contribución en el ámbito internacional son los apoyos que estamos proporcionando en beneficio de las misiones de Francia y de la Unión Europea en Mali. En particular, un avión de transporte del Ejército del Aire, un C-130 Hércules hasta este fin de semana, y un C-295 del Ala 35 de Getafe de ahora en adelante, está destacado en Dakar, Senegal, con esta finalidad.

Así mismo, el Ejército del Aire contribuye, dentro de sus capacidades, al transporte aéreo estratégico y la aeroevacuación médica en apoyo del resto de contingentes de las Fuerzas Armadas que están desplegados por todo el mundo.

A pesar de la crisis económica y los recortes presupuestarios hay cosas que no vamos a cambiar. La seguridad en la operación y el entrenamiento dedicado a lo operativo seguirán siendo una prioridad. Nos seguiremos esforzando para que nuestro material alcance los mejores niveles de disponibilidad, y nuestro personal los mejores niveles de preparación y operatividad posibles. En definitiva continuaremos trabajando para administrar los recursos que nos son encomendados con eficacia, disciplina, entrega y entusiasmo.

Los hombres y mujeres del Ejército del Aire se mueven por principios que son inmutables. Servimos a España en cualquier circunstancia, favorable o desfavorable. Nuestra vocación de servicio nos permite enfrentarnos a las difíciles circunstancias actuales con la seguridad de que esta actitud nos permitirá contribuir a superarlas junto al resto de los españoles.

Últimas noticias