MENÚ
viernes 20 septiembre 2019
00:32
Actualizado

La coalición que veta Sánchez gobernará seis comunidades

Será un Ejecutivo paritario con nueve consejerías, de las que Podemos se hará cargo de una.

  • Pablo Iglesias concedió ayer una entrevista en Antena 3 para explicar la última oferta que Podemos trasladó al PSOE para conformar una coalición / Foto: Luis Díaz
    Pablo Iglesias concedió ayer una entrevista en Antena 3 para explicar la última oferta que Podemos trasladó al PSOE para conformar una coalición / Foto: Luis Díaz

Tiempo de lectura 4 min.

21 de agosto de 2019. 05:17h

Comentada
Pablo Gómez 21/8/2019

ETIQUETAS

Después de varios meses de tensión y de, incluso, una investidura fallida, ayer por fin hubo fumata blanca en La Rioja. El PSOE y Podemos alcanzaron un acuerdo para gobernar en coalición dentro de un equipo presidido por la socialista Concha Andreu. Será un Ejecutivo paritario con nueve consejerías, de las que Podemos se hará cargo de una. En julio, Andreu no superó la sesión de investidura tras haber fracasado las negociaciones entre el PSOE y Podemos. Los socialistas rechazaron entonces la petición del partido morado de formar parte del Consejo de Gobierno al más alto nivel, con responsabilidad de consejerías.

Tras el acuerdo alumbrado en La Rioja, ¿en cuántas comunidades gobernarán finalmente en coalición el PSOE y Unidas Podemos?

La Rioja será la última comunidad en elegir a su presidenta y dar forma a su Gobierno tras las elecciones autonómicas de mayo. Esta cita con las urnas ha multiplicado las regiones que contarán con un Ejecutivo compartido entre varias formaciones. De hecho, únicamente tres de las 17 comunidades –Galicia, Castilla-La Mancha y Extremadura– tendrán un Gobierno monocolor. Las 14 restantes serán gestionadas por una coalición. En seis de ellas, los actores de ese equipo compartido son PSOE y Podemos: Comunidad Valenciana, Baleares, Canarias, Navarra, Aragón y La Rioja.

¿Qué nivel de participación tendrá Podemos en esos seis gobiernos?

En Baleares, el Gobierno presidido por la socialista Francina Armengol cuenta con once consejerías. Además del PSOE, en el gabinete están representados otros dos partidos, Mès y Podemos, con dos consejerías cada uno. Por parte de la formación de Iglesias, Juan Pedro Yllanes está al frente de la única vicepresidencia y de la Consejería de Transición Energética y Sectores Productivos mientras que Mae de la Concha es la consejera de Agricultura, Pesca y Alimentación. En la Comunidad Valenciana, PSOE, Compromís y Podemos comparten el Ejecutivo, como ya sucedió en la legislatura pasada. Los morados están al frente de dos de las once consejerías, en este caso la de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática y la de Vivienda y Arquitectura Bioclimática. La coalición de izquierdas que más polémica ha suscitado tras las elecciones del 26-M ha sido la pactada en Navarra entre el PSOE, Geroa Bai y Podemos por el hecho de que necesitó de la abstención de EH Bildu en la sesión de investidura que convirtió a María Chivite en presidenta. En el gabinete formado en la Comunidad Foral hay actualmente trece áreas de gobierno, dos de ellas con rango de vicepresidencia. Podemos únicamente cuenta con un asiento en el Ejecutivo: la Consejería de Políticas Migratorias y Justicia. En Canarias, el Gobierno presidido por Ángel Víctor Torres cuenta con diez consejerías, siete de ellas en manos socialistas. Nueva Canarias, la Agrupación Socialista de la Gomera y Sí Podemos completan el equipo con una cartera cada uno. La controlada por los de Iglesias es la de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud. El presidente de Aragón, Javier Lambán, también dirige un Ejecutivo con cuatro partidos en su interior: el PSOE, el Partido Aragonés
–que está al frente de la única vicepresidencia–, la Chunta Aragonesista y Podemos, que ostenta una única consejería, la que gestiona las competencias de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento. En La Rioja, la formación morada tendrá una consejería: la de Participación, Derechos Humanos y Cooperación.

¿Qué argumentos da Ferraz para negarse a conformar una coalición que los barones socialistas en estas regiones han puesto como ejemplo de «pacto progresista»?

Desde la dirección socialista intentan desvincular lo sucedido en estas comunidades de la situación para lograr los acuerdos que necesita el presidente Sánchez para su investidura. Insisten en que fue Podemos el que rechazó la coalición en el mes de julio y ahora aportan hasta tres argumentos para no volver a negociar un esquema de gobierno compartido: la diferente concepción sobre la estructura de la coalición, desde la reivindicación de «un único gobierno, con una estructura de

funcionamiento clara y eficaz que evite la existencia real de dos gobiernos dentro del mismo consejo de ministros»; las «importantes diferencias» que ambas formaciones tienen «en

cuestiones de Estado, como es la crisis de convivencia en

Cataluña»; y la constatación por parte de Moncloa de que «la negociación realizada y la posterior votación parlamentaria han contribuido a acrecentar gravemente la desconfianza entre ambas formaciones».

¿Qué argumentos defiende Podemos para seguir presentando las coaliciones en estas seis regiones como la fórmula a imitar a nivel nacional?

El equipo de Iglesias ve estos acuerdos como el ejemplo a seguir por dos razones. En primer lugar, porque darán estabilidad a las comunidades autonómas en las que se han articulado, tal y como defienden los propios presidentes socialistas. En segundo lugar, porque el «gobierno a la portuguesa», formado íntegramente por el PSOE y con el apoyo externo de Podemos, ya fracasó en la anterior legislatura, al no haber podido cumplir ni un año de vida ni haber sido capaz de aprobar los presupuestos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs