MENÚ
sábado 24 agosto 2019
04:39
Actualizado

María José Catalá: "La izquierda ha iniciado otro 'procés' en Valencia"

Candidata del PP a la Alcaldía de Valencia

  • María José Catalá: "La izquierda ha iniciado otro 'procés' en Valencia"

Tiempo de lectura 4 min.

21 de mayo de 2019. 03:33h

Comentada
Alicia Martí 21/5/2019

-El PP tiene el reto de recuperar Valencia. ¿Son las alcaldías la oportunidad que tiene el PP de levantarse?

-Son una oportunidad de oro. Cuando los grandes partidos nos encontramos en dificultades tenemos que volver a nuestros principios, que están en el municipalismo. El proyecto del PP, que es el más importante del centroderecha, va a rehacerse.

-¿A qué atribuye la pérdida de votos?

-El fraccionamiento del voto ha provocado algo que no queríamos ninguno de los votantes ni del PP, ni de Ciudadanos ni de Vox: que Pedro Sánchez siguiera en Moncloa. Solo unidos somos fuertes.

-Alguna causa tendrá esa división del voto.

-La aparición de un partido que está a la derecha del PP y que aparece como respuesta a la de Podemos. Además, el PP ha sufrido situaciones difíciles que derivaron en la moción de censura. Tuvimos que tomar decisiones muy duras, fuimos el que aplicó con responsabilidad el «155», pero el panorama político ha estado muy convulso y ahí aparecen partidos que no han tenido responsabilidad de Gobierno, cuyo relato a priori puede sonar mejor.

-¿Es Pablo Casado el líder que necesita el PP?

-Estoy convencida de que sí. A un entrenador que coge al equipo en un momento de dificultad no podemos cuestionarlo tras el primer partido. Yo soy candidata, junto a compañeros como Borja Sémper (San Sebastián) o Leticia Comerón (Vitoria) porque somos gente joven, centrada, moderada, con un discurso renovado y que pretende hacer del PP un partido que represente con responsabilidad el centroderecha liberal y reformista de este país. Somos candidatos porque Pablo Casado ha confiado en esa forma de hacer política. Hay que dejarle un margen.

-¿Ese margen incluye unos malos resultados en las próximas elecciones?

-Es que van a ser mejores para el PP. Hay votantes de Vox y Ciudadanos que vuelven al PP. Nos lo dicen por la calle. La gran amenaza es la abstención, por eso hay que hacer un llamamiento a la movilización. Si no queremos los gobiernos de izquierda radical en las instituciones tenemos una oportunidad que solo se da cada cuatro años.

-El PP insiste ahora en un mensaje moderado. ¿Es una rectificación?

-Quisimos hacer ver al votante de Vox que nosotros éramos su casa. Al PP no se le pueden dar lecciones de unidad de España, ni de recuperar al país, ni de no aplicar mano dura con el independentismo. Pretendíamos hacerles ver que la opción original era mejor que las copias pero esa estrategia derivó en un alineamiento del PP con estas opciones que realmente no nos ha favorecido.

-¿Vox es un compañero de viaje o hay que diferenciarse de él?

-Tenemos que hablar del PP. A Vox hay que dejarle que desarrolle su ciclo político.

-Coaliciones de izquierda gobiernan las ciudades. Valencia no es una excepción. ¿Están amortizadas?

-En una legislatura la gente ve su verdadera cara. Queda muy bien vivir detrás de la pancarta, pero en la gestión se ven sus prioridades. Valencia ha sido la experiencia piloto de un Gobierno con una izquierda radical que ha generado más impuestos, más pobreza y sobre todo menos derechos sociales.

-El PP dice que en Valencia se ha iniciado el camino que llevó a Cataluña al «procés». ¿Qué señales hay?

-En la última Junta de Gobierno se aprobó un convenio de 35.000 euros con la Xarxa d’ Entitats del País Valencià. Este tipo de asociaciones catalanistas han recibido 300.000 euros esta legislatura. Tenemos un alcalde que no acude a la fiesta de los patronos de la ciudad, pero subvenciona y asiste a una cabalgata republicana celebrada una vez en la historia. Hay muchas evidencias que nos hacen pensar que tiene trazada una estrategia de ingeniería social para imponer su visión minoritaria y simplista y que nada tiene que ver con el sentir de los valencianos.

-Como ex consellera de Educación, ¿qué opina de la política lingüística de la Generalitat valenciana?

-La han impuesto. Han pasado el rodillo ideológico, es la manera de comenzar con su proyecto secesionista desde los más pequeños. El próximo curso 22 centros educativos de Valencia, de los cuales 21 son públicos, no darán ni una hora de castellano en la etapa de tres a seis años. La tendencia a arrinconar el castellano es tremendamente peligrosa.

-No lleva imputados en su lista. Sin embargo, hay candidaturas que sí. ¿Se le exige más al PP?

-Sí. Hay una parte que es comprensible, después de una etapa muy complicada con casos de corrupción en los que no falló el partido, sino las personas, teníamos que hacer un doble esfuerzo. Por contra, PSOE, Compromís y Podemos llevan imputados. Y no solo son cuestiones administrativas. El PSOE está imputado por perdonarse a sí mismo la plusvalía de la venta de su sede en la ciudad por 5,5 millones. El concejal socialista de Hacienda ha sido el que se lo ha permitido. Son cosas serias.

Últimas noticias