Munar, su trayectoria

Maria Antonia Munar, para quien el Tribunal Supremo ha confirmado la condena de cinco años y medio de prisión y seis años de inhabilitación impuesta por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares y quien se encuentra en la cárcel desde el pasado 24 de julio, es una de las mujeres españolas con una mayor trayectoria política, dado que se convirtió en 1979 en la primera alcaldesa de Baleares, con tan sólo 24 años, tras ser elegida primera edil del municipio mallorquín de Costitx, de donde es oriunda.

La conocida como 'sa princesa' (la princesa), nació en Barcelona en 1955 y se doctoró en Derecho. En 1982, participó en la fundación de Unió Mallorquina (UM), junto con otros miembros de UCD tras la desaparición de este partido y presidió la formación nacionalista entre 1990 y 2007.

Fue en el 2007 cuando dejó el cargo en manos de quien fuera su mano derecha en el Consejo de Mallorca, el ex vicepresidente de esta institución y ex consejero de Turismo, Miquel Nadal, condenado en los casos Can Domenge, Voltor y Maquillaje. Precisamente, Nadal entrará en prisión en los próximos días, después de que el Tribunal Supremo confirmara este martes la condena de cuatro años de prisión impuesta en el marco del llamado caso Voltor.

Munar fue ascendiendo de responsabilidad política, de forma que llegó a ocupar el cargo de presidenta del Consejo de Mallorca desde 1995 hasta 2007, años durante los cuales se mantuvo al frente de la Institución insular en virtud de los sucesivos pactos alcanzados con formaciones de distinto color político, teniendo en cuenta que UM se convirtió en la 'llave' de la gobernabilidad en el Ejecutivo balear.

Entre 1990 y 1993, fue consejera de Educación y Cultura con el Gobierno balear 'popular' de Gabriel Cañellas, y desde 2007 hasta el

2 de marzo de 2010 ocupó la presidencia del Parlamento balear tras el pacto alcanzado por UM con PSIB y Bloc y que se rompió el 5 de febrero de 2010, como consecuencia de las sucesivas detenciones e imputaciones de cargos públicos 'uemitas', investigados por la justicia.

Precisamente, el 26 de febrero de 2010, Munar anunció su dimisión como máxima responsable de la Cámara autonómica y presentó su renuncia al acta de diputada, así como su retirada de la vida política, a raíz de las acusaciones vertidas contra ella por Nadal dentro del caso Maquillaje, en virtud de las cuales la ex presidenta uemita recibió 300.000 euros en un sobre en su coche oficial para comprar el 50% de acciones de Video U.

No obstante, el día de su dimisión, Munar insistió en que a lo largo de su vida política, "siempre"ha actuado "desde la más absoluta legalidad y de acuerdo con la ética política".

Sin embargo, quien también fuera presidenta de honor de la formación 'uemita' anunció "por responsabilidad política"y "con efectos inmediatos"su renuncia a su escaño en el Parlament, del que fue nombrada presidenta tras las elecciones autonómicas de 2007

Retira su apoyo a Matas

Uno de los momentos políticos más importantes de Munar fue cuando tras las elecciones de 2007, decidió no dar apoyo al ex presidente del Gobierno balear Jaume Matas, a diferencia de lo que había sucedido en la anterior legislatura, de manera que la exlíder uemita alcanzó un acuerdo con el PSIB y la coalición nacionalista Bloc per Mallorca, que permitió gobernar durante cuatro años al socialista Francesc Antich, a pesar de que las elecciones las había ganado el PP sin conseguir la mayoría absoluta.

Tras esta decisión, Matas abandonó la vida política y dio el testigo como presidenta del PP balear a quien fuera su vicepresidenta en el Gobierno balear Rosa Estarás, quien en septiembre de 2009 también dejó la dirección del partido, aunque continuó como eurodiputada del PP.

Posteriormente, ese año José Ramón Bauzá es nombrado presidente del PP balear, aunque se comprometió a convocar un Congreso Extraordinario, que se celebró en 2010 y en el que fue reelegido, de forma que en el 2011 fue nombrado presidente de Baleares tras lograr la mayoría absoluta en las elecciones autonómicas.