Enésimo cambio de postura

Sánchez tacha de "anacrónico" el 155 y su Gobierno criticaba no haberlo aplicado antes

Hace apenas un año la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, aseguró que el PSOE habría aplicado "mucho antes" el mecanismo constitucional que frenó el 'procés'

Pedro Sánchez ha defendido el apoyo al 155 desde Cartagena
Pedro Sánchez defendió el apoyo al 155 desde Cartagenalarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@595c8ac0

El presidente Pedro Sánchez consideró este martes "algo anacrónico" la aplicación del 155 en Cataluñ a, tal y como lo hizo en octubre de 2017 por parte del Gobierno de Mariano Rajoy tras la celebración de la consulta ilegal del 1-O y la también ilegal declaración unilateral de independencia por parte del Parlamento regional catalán.

"Usted (Susanna Griso) y yo probablemente veríamos algo anacrónico aprobar el artículo 155 en la comunidad autónoma de Cataluña, aunque lo defienda el señor Abascal", aseguró el líder del PSOE en "Espejo Público", para luego argumentar que el porqué de su posición se debe a que "la situación hoy nada tiene que ver con 2017. Hoy en Cataluña las cosas están muchísimo mejor que en 2017".

Hace poco más de un año, en octubre de 2022, la entonces portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, defendió en "Más de Uno" que el artículo 155 "debería haberse aplicado mucho antes" por el Consejo de Ministros. Es decir, concretó la ahora ministra de Vivienda que debería haberse tomado la decisión "en el mismo momento en que se articula en un Parlamento una declaración unilateral de independencia".

Sin embargo, esa fue justamente la actuación del último gobierno del PP. El 27 de octubre de 2017 el Parlamento de Cataluña aprobó únicamente con los votos de Junts y ERC la declaración unilateral de independencia. Ese mismo día, previa aprobación en el Senado, el Gobierno de Rajoy aprobó en un Consejo de Ministros extraordinario cinco reales decretos que supusieron la asunción de las competencias autonómicas de Cataluña por el Ejecutivo central, la disolución de la cámara regional, el cese de todo el gobierno autonómico de Puigdemont y Junqueras, y la convocatoria de elecciones.

Todo ello, amparándose en el hecho de que la Generalitat "atentó gravemente contra interés general de España", requisito sine qua non para la activación de este mecanismo constitucional. La ministra socialista Isabel Rodríguez sostuvo que ese artículo "está para ponerlo en marcha" y que "afortunadamente fuimos capaces con esto de parar esa situación que se produjo con el apoyo del PSOE", en referencia al voto afirmativo de los senadores de Ferraz a la aplicación de este artículo para frenar los sucesos del 'procés'.

"Yo lamento que en una cuestión como esta en este momento nosotros no contemos para nada con el principal partido de la oposición", criticó la portavoz del Gobierno en coalición con Podemos aludiendo al rechazo de Génova a apoyarles en la derogación del delito de sedición y rebaja del de malversaciónque finalmente salió adelante en diciembre del pasado año con el voto del PSOE y sus aliados independentistas, populistas y nacionalistas.