MENÚ
domingo 22 abril 2018
13:32
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Sindicatos contra el poder judicial

Los independentistas fracasan en su intento de convertir en transversal la protesta que cuestiona las actuaciones judiciales y no logran convencer más que a sus fieles. UGT, CC OO y la alcaldesa de Barcelona se hicieron la foto tras la pancarta pero no lograron que sus tesis representen a toda la sociedad catalana.

  • Image
    / Efe
Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

16 de abril de 2018. 01:16h

Comentada
D. Fernández.  Barcelona. 15/4/2018

Son muchas las voces que desaprueban la presencia de los sindicatos ayer en la manifestación soberanista de Barcelona. Por mucho que los organizadores intentasen disfrazar la convocatoria de protesta por los derechos civiles, la simbología es siempre la misma, aunque con un añadido. El independentismo ya tiene la foto que buscaba. Y no es otra que la de los mencionados sindicatos y los comunes de Ada Colau dando por buenas las tesis soberanistas de la existencia de presos políticos. La anhelada «transversalidad».

Así, el secretario general de CC OO de Cataluña, Javier Pacheco, reivindicó la manifestación para hacer frente a la «involución democrática» en España y para recuperar las instituciones catalanas. «Estamos aquí hoy otra vez para intentar reclamar la construcción de espacios de cohesión y convivencia en Cataluña para construir una democracia más fuerte que trabaje contra los elementos de represión e involución democrática de las decisiones que se están tomando política y jurídicamente». Por su parte, el secretario general de UGT de Cataluña, Camil Ros, urgió a formar un Govern que haga frente a la agenda política y social, puesto que «no es el momento» para la unilateralidad ni el 155 ni juicios ni detenciones, en declaraciones antes de la manifestación de la plataforma Espacio Democracia y Convivencia por los presos soberanistas. «La mayoría de la sociedad catalana cree que la prisión preventiva no está justificada y, por tanto, pedimos que salgan en libertad Dolors Bassa -que fue secretaria general de UGT en Girona- y el resto de gente que está en la cárcel. La mayoría de la sociedad catalana también cree que no es momento de 155 ni de unilateralidad. No es momento de juicios ni de detenciones», señaló. «A lo que se debe dar mucho valor no es a que UGT y CC OO de Cataluña estén aquí, sino al comunicado de nuestras confederaciones a nivel estatal de UGT y CC.OO: en estos momentos, las dos organizaciones sindicales están pidiendo diálogo, y yo creo que eso es lo que mucha gente no quiere», añadió.

Así, ambos se mostraron contrarios a la política de bloques, pese a que ayer tomaron parte por uno de ellos. «Es evidente que hay una campaña mediática por una parte de los extremos porque les enfada que haya dos organizaciones a nivel estatal que estén pidiendo diálogo», aseguró Ros. Por ello, insistieron en que lo importante es que «la gente que está en las prisiones pueda salir» y subrayaron que su responsabilidad es intentar generar el máximo de convivencia posible y que los políticos encuentren soluciones políticas. Además, señalaron que el artículo 155 está afectando a la falta de Govern que, a su juicio, impide el desarrollo del crecimiento económico y de las políticas sociales, por lo que reclaman «espacios de entendimiento y convivencia para volver a la normalidad». Respecto a los partidos independentistas, Pacheco aseguró que «es momento de terminar con una etapa política que tenía un proyecto legítimo pero que no ha llegado a los términos que se pretendían». Por lo que exigió cambiar la agenda política y recuperar el autogobierno de manera inmediata.

Tal y como explicó el presidente del PP en Cataluña, Xavier García Albiol: «Hoy en Barcelona las direcciones de CC OO y UGT ejercen de palmeros del independentismo. Estarán satisfechos, se han ganado las ubvenciones cuando se levante el 155». En cualquier caso, más de 315.000 personas, según la Guardia Urbana, participaron en la manifestación convocada por Espacio Democracia y Convivencia -los sindicatos más Òmnium y la ANC- con el objetivo de pedir la liberación de los políticos y líderes soberanistas encarcelados. Bajo el lema «¡Por los derechos y las libertades, por la democracia y la cohesión, os queremos en casa!» se sumaron ciudadanos llegados de toda Cataluña en más de 900 autobuses. La movilización avanzó desde plaza España por la avenida del Paral.lel hasta llegar a los Jardines de las Tres Chimeneas, donde tuvieron lugar los parlamentos y se leyeron dos cartas enviadas desde la cárcel de Soto del Real por Jordi Cuixart y Jordi Sánchez. La manifestación se convocó coincidiendo con los seis meses del encarcelamiento de los líderes soberanistas en la cárcel de Soto del Real. Espacio Democracia y Convivencia, a su vez, cifró en 750.000 personas los participantes en la marcha. Una cifra que contrasta con la de los Mossos, 450.000, y la de la Guardia Urbana que se queda en 350.000. El presidente del Parlament, Roger Torrent, volvió a subrayar la necesidad de formar un frente unitario para responder ante la actuación del Estado contra el independentismo: «Cuando somos transversales, cuando somos plurales y nos unimos en la defensa de los derechos y la democracia, somos imparables». A su juicio, esta manifestación es una demostración de unidad ante la «regresión que amenaza los pilares fundamentales de la democracia».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs