Una diputada de Vox afirma que “a ninguna mujer se le agrede por el hecho de serlo”

Carla Toscano defiende que decir un piropo o ser “chavacano” no puede ser delito. La diputada de Unidas Podemos confiesa en la Comisión del pacto contra la violencia de genero haber sido víctima de la violencia machista

La diputada de VOX Carla Toscana
La diputada de VOX Carla ToscanaKiko HuescaEFE

Vox ha vuelto a defender en el Congreso que la ley de violencia de género no está funcionando y se ha preguntado si es “normal” que el Gobierno imponga a jueces, Fuerzas de Seguridad del Estado o médicos cursos de carácter “ideológico” sobre “perspectiva de género”.

La diputada Carla Toscano aseguró durante la Comisión sobre violencia de género que “es imposible demostrar machismo porque a ninguna mujer se la agrede por el hecho de ser mujer, a las mujeres, hombres y niños se nos agrede por otras razones, pero no por el hecho de ser mujer”.

Toscano subrayó que “la mujer no tiene que tener una protección más amplia por ser mujer que la de los menores, hombres u homosexuales”.

Por su parte, la diputada del PP María Jesús Moro mostró su “estremecimiento” por las declaraciones de la diputada de Vox a la que acusó de “negacionismo”. “Oigo cosas que me estremecen, no podemos negar los hechos y los datos. Nosotros no estamos en ese negacionismo”.

También la diputada del PSOE en su turno de intervención subrayó la importancia de “desenmascarar las falacias” que niegan la violencia de género e insistió en que “una de cada dos mujeres” la han sufrido.

El piropo

La presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Ángeles Carmona, se refirió a los piropos y aseguró que, aunque “no es delito”, sí que es “un acto de machismo” porque “invade el espacio, la intimidad de las mujeres” y además ha puesto en evidencia que estos comentarios nunca se dirigen a ensalzar la inteligencia o bondad de la mujer sino a su físico, “cosificándolas.

Ante esto, la diputada de Vox ha defendido que el “piropo” o la “chabacanería” no puede ser delito porque con ello se está “desvirtuando” la verdadera violencia. “Hay que distinguir entre violencia y conflicto, entre violencia e insultos. Hay gente que me dice: Me han dicho un piropo que era una ordinariez. Eso no es violencia, ser chabacano no es un delito, vamos a centrarnos en la violencia de verdad, si se considera esas cosas tan pequeñas, se quita gravedad a las agresiones. Vamos a separar violencia de idioteces”, reclamó.

Diputada víctima de maltrato

La diputada andaluza de Unidas Podemos Isabel Franco Carmona desveló durante su intervención en la Comisión de Seguimiento del pacto contra la violencia de género que fue víctima de violencia machista e indicó la importancia de visibilizarlo como una forma de poder salir de ello. Sin embargo, destacó que, en su caso, no lo sabe ni su familia. “Yo también he sufrido violencia machista dentro del ámbito de la pareja, ni mi familia lo sabe”, informa Ep.

Ante esta confesión de la diputada de la formación morada, el resto de diputadas le han expresado su apoyo con un gesto de aplauso sobre sus pupitres, al igual que la presidenta del Observatorio contra la violencia doméstica y de género del Consejo General del Poder Judicial. “Quiero felicitar a Isabel Franco por haber reconocido que es víctima, es un acto de valentía enorme y demuestra que cualquiera de nosotras es vulnerable, no hay perfil cualquiera, ni edad, ni formación, ni nivel cultural”, dijo Carmona.