Cómo mejorar la endometriosis

Muchas mujeres desconocen que, tratándola cambiando hábitos de vida, mejorarían sus posibilidades de quedarse embarazadas.

Muchas mujeres desconocen que, tratándola cambiando hábitos de vida, mejorarían sus posibilidades de quedarse embarazadas.
Muchas mujeres desconocen que, tratándola cambiando hábitos de vida, mejorarían sus posibilidades de quedarse embarazadas.

Muchas mujeres padecen endometriosis y no lo saben. Y muchas que lo padecen no pueden quedarse embarazadas debido a ello. Antonia González, bióloga y embrióloga de Psicofertilidad Natural, lo explica: ‘Justo esta semana visité a una mujer que llevaba ya 3 meses con el Programa Integral Hormonal y de Fertilidad, que diseño junto a mi equipo. En este caso la mujer tenía endometriosis y por supuesto basamos el programa en esto, ya que es un factor importantísimo para la fertilidad’, comienza.

‘Llevaba años con endometriomas, es decir, tenía quistes en los ovarios de endometriosis y, además, tenía dolores muy fuertes durante la menstruación, en las relaciones sexuales y cuando iba al baño, es decir –explica la experta-algo muy normal en esa patología.

Tras hacer el estudio personalizado –comenta González- ‘detectamos más alteraciones ya que la endometriosis nunca viene sola… y le dimos un tratamiento de complementos nutricionales y unas pautas muy específicas de alimentación. Por supuesto le pedí muchos más análisis para seguir investigando y también lecturas y ejercicios a nivel emocional’, expone.

‘El caso es que esta semana, en la cita, nos encontramos con la gran alegría que ya no están los quistes de endometriosis, ya no hay dolor de regla, ni en la relación sexual, ni al ir al baño. La energía vital había subido muchísimo, ya no estaba todo el día agotada y el ánimo estaba muchísimo mejor. Además, su pelo, sus uñas, su piel… había experimentado un cambio a mejor’, comenta.

Teniendo en cuenta que mientras seguía el Programa Integral se hizo una Fecundación In vitro, o lo que es lo mismo, se pinchó un montón de hormonas, que le elevaron el estradiol en sangre a valores altísimos, y sabiendo que estas hormonas empeoran la endometriosis, sorprendió a todos muy gratamente el resultado.

Los profesionales que trataron a esta mujer desde la reproducción asistida no se lo creían. ‘Pero es así, y no es un caso aislado-continúa- tenemos muchos’. ‘No solo existen las hormonas para tratar la endometriosis, y que de verdad, haciendo cambios en los hábitos de vida, en la alimentación y con los suplementos adecuados para cada mujer, se pueden conseguir muchos avances, en ésta, y en muchas otras patologías hormonales’ asegura González.

¿Cómo se consigue solucionarlo?

La experta reconoce que no es sencillo, que sus programas son exitosos porque están totalmente personalizados. ‘Estamos horas estudiando todo para conseguir hacer un traje a medida, por eso no puedo recomendar un complemento exacto o una pauta exacta, sería una irresponsabilidad por mi parte, es más, podría haceros más daño que beneficio….pero lo que sí puedo es dar consejos generales, y en el caso de que se quiera un traje a medida, es mejor que se pongan en contacto conmigo’, sostiene.

Lo primero que hay que saber es que la endometriosis es una enfermedad que tiene un componente inflamatorio importante, que depende de los estrógenos, y que el sistema inmune es parte fundamental de esta patología. Sabiendo esto, ya hay que tener claro que lo primero que hay que hacer es manejar la inflamación, el exceso estrogénico y mejorar el sistema inmune.

¿Cómo se maneja la inflamación?

La fórmula más perfecta –asevera- ‘es controlar lo que comemos y no comemos. Necesitamos que nuestro cuerpo ingiera grasas saludables, como el aguacate, el aceite de oliva, nueces, pescados… y por supuesto evitar las grasas no saludables como el aceite de girasol, bollería, productos procesados o un exceso de carne roja’.

Se trata de ayudar al hígado, porque las mujeres que tienen endometriosis suelen tener las fases detox del hígado más alterado que uno que no padece esta enfermedad, por la sencilla razón de que el hígado es el que se encarga de sacar el exceso estrogénico. También se puede apoyar el trabajo del intestino, consumiendo mucha verdura, y eliminando de la alimentación todos los productos procesados, es decir, comer comida real: pescado, verdura, legumbres, fruta, carne blanca, alguna vez carne roja, huevos, frutos secos, aceites de calidad. Y evitando los lácteos, sobre todo lo de vaca.

Y dependiendo del caso, valorar también retirar el gluten, ya que es una proteína que cuesta mucho de digerir por el cuerpo, y si la mujer tiene un intestino permeable le puede crear más problemas autoinmunes.

Para mejorar estrógenos, ‘hay que seguir todo lo anteriormente dicho –sostiene la experta- y si, además se añade ejercicio físico cada día, y se duermen 8 horas, enseguida se verán los resultados. Y, por supuesto, la gestión del estrés.

Y para que el sistema inmune esté bien, seguir todo lo dicho y valorar junto con un especialista en el tema, la toma de complementos que ayuden a reparar la pared intestinal, con probióticos, glutamina, magnesio… depende de cada caso.