Se avecina «Bustaboda» en 2020

El entorno del cantante afirma que formalizará su relación con la bailarina Yana Olina el próximo año. Será una ceremonia civil en Pozuelo de Alarcón sencilla y sin alardes

David Bustamante y Yana Olina, durante una gala de "Bailando con las estrellas"
David Bustamante y Yana Olina, durante una gala de "Bailando con las estrellas"G3-CAT GTRES

Suenan campanas de boda. Si es cierta la confidencia que hace a LA RAZÓN un buen amigo de David Bustamante (37), 2020 será un año muy especial para el cantante y su actual pareja, la bailarina de origen ruso Yana Olina (31). Hace unos días, el cántabro comentó en «petit comité» que no descarta pasar por el juzgado para formalizar su unión con su pareja. La misma persona asegura que «Busta está muy enamorado de Yana. Lo que empezó como una simple aventura se ha ido consolidando y ahora parece un quinceañero viviendo su primer amor. Esta mujer ha curado sus depresiones y le ha apartado de esas largas salidas nocturnas. Está ilusionadísimo ante esta nueva oportunidad sentimental que le ha dado la vida. Además, Yana cumple dos premisas irrenunciables para formar parte de su vida: se lleva fenomenal con Daniella, su hija, y ha entrado con muy bien pie en la familia Bustamante. En este aspecto gana por goleada a Paula».

Empieza a cuadrar todo. David ya dio pistas durante un concierto en Palma de Mallorca, donde entonces residía y trabajaba Yana, a finales de octubre: «Hay una persona increíble que me hace cada día mejor. La robé de esta isla. Se llama Yana y es el amor de mis días. Gracias por demostrarme que el amor de verdad existe. Va por ti, mi amor». ¿Era un dardo contra su ex mujer, Paula Echevarría? Algunos vieron esa referencia a su primer «amor de verdad» como un acto de rencor.

Pocos minutos después de escuchar el mensaje, la bailarina colgaba en su Instagram tres palabras. Pero no hicieron falta más: «Cómo te amo». Semanas después, Olina daba un paso que parecía definitivo: abandonó Palma para instalarse en el domicilio del cantante en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón. Ahora trabaja como profesora de baile en una academia y está a la espera de montar su propio negocio: una escuela que estará ubicada muy cerca del piso de David.

Un hombre tradicional

Tal y como están las cosas, no extraña que a David se le pase por la cabeza contraer matrimonio. Es un hombre muy tradicional para las cosas del amor y, al contrario que su ex mujer, que no se cansa de asegurar a los periodistas que no piensa casarse por el momento, sus intenciones denotan lo contrario. Pero esa futura boda no tendrá nada que ver con la que celebró con Paula en julio del 2006 en el Santuario de la Virgen de Covadonga, en Asturias. Con Yana huirá de tanta algarabía, incluso la cifra de invitados menguará bastante. Quieren algo sencillo y sin alardes. Seguramente será en los juzgados de Pozuelo y la pareja estará acompañada de sus familiares y amistades más cercanas. Entre ellas, algunos de los «triunfitos» con los que Bustamante coincidió en la primer edición de «OT».

Afortunadamente, con Paula ha triunfado la cordura, han olvidado antiguos enfrentamientos mediáticos y por el bien de su hija Daniella han optado por el respeto. De hecho, hace unos días se les pudo ver en la fiesta navideña del colegio de la niña.