Las vacaciones pre-Covid de Silvia Abril: “El verano de 2015 con una ONG fue el más especial de mi vida”

Verano de 2015 de Silvia Abril con la ONG Yamuna.
Verano de 2015 de Silvia Abril con la ONG Yamuna. FOTO: Silvia Abril Silvia Abril

«Las vacaciones, para mí, están asociadas a playa, mar, familia y amigos, pero no puedo olvidar uno de los veranos más distintos y especiales de mi vida», explica la flamante autora de los libros infantiles «Las fantásticas Hormiguets» (Beascoa) en el que narra las aventuras de su hija Joana y sus amigas. «Desde hace años, Andreu (Buenafuente) y yo colaboramos con la ONG Yamuna y esta fue una de nuestras primeras visitas, en 2015, a una de las zonas de trabajo en Madagascar. Viajamos junto a una pareja de amigos y tuvimos la oportunidad de ver lo que hace la organización, emocionándonos ante la ilusión de todo el equipo y sintiéndonos muy orgullosos de la gran labor humanitaria que desarrollan. La instantánea refleja el momento en que vamos rumbo al centro para niños y mujeres en el poblado de Vontovorona. Fue el primer viaje con nuestra hija Joana, tenía 3 años, y fue todo pura emoción. La acogida, la satisfacción de ver crecer a los niños y la planificación. La escuela que se construyó, gracias a los fondos de todos los que formamos parte de de la ONG, ya está en funcionamiento con 400 niños que se reparten en dos turnos. Al día (añade), se sirven unas 800 raciones y se intenta complementar su educación y reforzar sus conocimientos intentando darles una mejor calidad de vida y mayores recursos para que puedan tener más y mejores oportunidades en un país castigado por la miseria y las enfermedades».

Sin lugar a duda, «diría que ha sido uno de los momentos inolvidables de mi vida y una de las experiencias que más nos han marcado», resume la actriz en medio de la promoción de «Padre no hay más que uno 2», dirigida por Santiago Segura. «El mayor recuerdo que guardo es la generosidad y el cariño de todos. De los compañeros de la ONG que trabajaban con una dedicación y un cariño infinitos y de todas esas familias con las que tuvimos la suerte de tratar y ver cómo todo lo que tienen lo comparten y cómo te miran, siempre con una sonrisa y un cariño que es difícil de explicar. Nos queda mucho por aprender cuando te das cuenta de que en zonas con menos recursos todo lo que hay se comparte ».

Respondiendo a la pregunta de ¿en qué modificó su vida aquel verano?, la protagonista de «Super agente Makey», de Alfonso Sánchez y donde vuelve a coincidir con sus queridos Jordi Sánchez y Leo Harlem, responde: «En la visión con la que vuelves a casa. En reafirmar los valores que quieres mantener en el día a día y en ser mucho más generoso con el prójimo. Se puede ser feliz con poco y reflexionas eliminar muchas de las preocupaciones que nos ocupan cada día para tener más presente el poder de la risa y la generosidad como lema de vida».

Por si fuera poco lo anteriormente dicho, Abril, que ha cantado, bailado, cocinado y presentado los Goyas, remata: «Tras el momento que acabamos de pasar hemos tomado conciencia de la importancia de la vida y de compartir. Eso hace que al echar la vista atrás, e intentar pensar en el pasado, encuentre momentos únicos en todos mis veranos. En casa, el estío siempre es una fecha importante. Es cuando paramos nuestras agendas e intentamos encontrar ese momento de reunión familiar y alguna escapada los tres. Algún verano, como éste, nos toca trabajar, pero siempre es cuando más disfruto de Joana, de Andreu, de mis hermanas y del resto de la familia». Nadie puede encontrar objetos de saldo en la estantería artística de la actriz.