Camilo y el sexo....las impactantes confesiones de un ídolo

En una sorprendente entrevista realizada a principios de los 80 por la periodista Pilar Eyre a un Camilo Sesto en la cresta de la ola, éste confesó que “No soy homosexual. Me gustan las mujeres demasiado. Si lo fuera te lo diría”

  • Camilo Sesto, en la época que concedió la entrevista a Pilar Eyre
    Camilo Sesto, en la época que concedió la entrevista a Pilar Eyre

Tiempo de lectura 4 min.

10 de septiembre de 2019. 19:47h

Comentada
Sofía de la Escosura.  10/9/2019

Ya era todo un ídolo por el que suspiraban millones de mujeres pero sus looks y su aspecto un tanto afeminado escandalizaran en un país recién salido de una dictadura. Aunque asegurara que los rumores sobre su ambigüedad sexual no le importaban, el cantante salió al paso de ellos concediendo una entrevista a Pilar Eyre que la periodista ha rescatado para Lecturas. A ella, el cantante de Alcoy confesó todo sobre sus gustos sexuales, sus amantes y su primera experiencia sexual con una prostituta cuando tenía 16 años, negando así su comentada homosexualidad.

Camilo eligió a Pilar Eyre para abrir su corazón. La llamó a la redacción y le dijo: “Pilar, quiero que me conozcas”. Así comienza la conocida periodista en la revista Lecturas sus recuerdos de Camilo Sesto y de una entrevista que duró más de seis horas al calor de unos wiskys en un bar cutre de barrio en Madrid. Pilar, reconoce que se enamoró de un Camilo sensible, feminista, divertido y sobre todo, directo.

Me cogió la mano y se la llevó a la cara: “toca”. Después me susurró al oído: “No voy maquillado” y me espetó con brusquedad: “Ya sé que decís que soy maricón, pero no es verdad ni me importa. Si algún día me da por ahí, serás la primera en saberlo.”

Repasaron sus comienzos y sus triunfos, sus aficiones y decepciones, su relación con los cantantes más grandes de la época...Después de cuatro whiskys y algunas aceitunas, tras un largo silencio Camilo se desahogó: “Mira ,Pilar, si fuera homosexual lo diría, porque para mí los maricones no son ni degenerados ni hijos de puta, son gente normal, que enfoca la sexualidad de otra manera...pero a mí me gustan mucho las mujeres ¡mucho...demasiado!.

Su primera vez: con una puta valenciana a los 16 años

La genial escritora le preguntó entonces por sus gustos en el amor y entre susurros le confesó su primera vez: “A mí me gustan mayores que yo. Mi primera experiencia sexual fue con una puta valenciana a los dieciséis años...se entusiasmo tanto conmigo y con mi...que me pegó un mordisco en el hombro que me cautivó .¡Dicen que entre el placer y el dolor está el gusto!.

Me aficioné a ir con prostitutas hasta que conocí a Laura Casale, una cantante italiana mayor que yo, que me enseñó todo lo que hay que saber en el sexo. Era sensual, impetuosa, apasionada y estuvimos cuatro años juntos. ¡Fue mi maestra. Las mujeres mayores son las que me han enseñado todo lo que sé. Y sé mucho!

De Lucía Bosé a Roseta Bronston, Camilo habló con Pilar Eyre de las mujeres con las que le relacionaron en la época

Camilo no tuvo reparos en contar a una Pilar Eyre que, a aquella altura de la entrevista ya se había enamorado del gran seductor, el papel que jugaron en su vida aquellas mujeres con las que le relacionaron en la época. Y, empezó lógicamente por preguntarle por la más mediática de ellas: Lucía Bosé. La actriz italiana, recién divorciada del gran torero Luis Miguel Dominguín, se había convertido en una acompañante habitual del artista. Su respuesta fue ambigua: “La he querido mucho”. La amistad de Camilo con los Dominguín-Bosé hizo que el artista se convirtiera en el primer productor de Miguel Bosé en un trabajo dicográfico en el que Lucía Bosé colaboró como letrista.

Una de las mujeres que sí reconoció haber sido su “noviecita” fue Andrea Bronston. La cantante le hacía los coros y tras la ruptura, ha sido una de las pocas personas que ha continuado cerca del cantante. Su amistad y el amor que se tuvieron parece incuestionable. Con ella, hija del gran productor de cine de Hollywood, Samuel Bronston, aseguró que estuvo más de una década.

De Roseta Arbex, hermana del líder de los Brincos y a quién Camilo le escribió su canción “Ay, Roseta” sólo reconoció haber tenido una gran amistad : “Mi mejor amiga”. Sin embargo, el artista por aquel entonces no tenía reparos en fotografiarse besando a Roseta y presentándola como su novia, aunque después negara a Pilar haber mantenido una relación sentimental con la hermana de su gran amigo Fernando, quién le produjo su disco “Look in the eye”. Un disco editado en 1977 y que, inexplicablemente, no vería la luz hasta veinte años después.

Aún nadie conocía a Lourdes Ornelas, una fan mexicana que según confesó el propio Camilo cuando anunció su paternidad “de amiga se convirtió en íntima y después en la madre de mi hijo”. En aquella exclusiva en la revista Hola, Camilo dejó claro que no pensaba casarse con la madre de su hijo y que éste era buscado y fruto del amor. Pilar Eyre volvió a hablar con el artista que confesó a la periodista que la mexicana había accedido a gestar a su hija y que “nunca he estado enamorado de Lourdes. Mi novia desde hace diez años es Andrea Bronston” .

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs