Gente

La crónica de Amilibia: Tranqui, Yoli,que fea no eres

Carmen Lomana la ve «como una chica del PP» y Garamendi casi como una Scarlett Johansson

Yolanda Díaz
Yolanda Díaz FOTO: Jesús G. Feria La Razón

Y Macarena Olona le espetó a Yolanda Díaz como si le arrojara ácido sulfúrico a la cara: «Hay que ser muy fea para amenazar a millones de españoles». No sé a qué amenaza se refería Olona. Da igual: en el circo de los lanzacuchillos las amenazas ya han pasado a ser peditos de monja, pecaditos de ave maría. Nada. Pero que una mujer le llame fea a otra, aunque luego aclare que era metafóricamente, ya es agravio de consideración, máxime cuando va dirigido a una vice segunda que va camino de ser la novia de España (una Carmen Sevilla actualizada y gallega) que enamora a derecha e izquierda y que habita a la vez en el mundo del PCE y «Emily en París», o sea, entre el comunismo transversal último modelo y la pasarela de Serrano. Carmen Lomana la ve «como una chica del PP» y Garamendi casi como una Scarlett Johansson. Imagino que le ha puesto un tuit: tranqui, Yoli, que fea no eres.

Hay más: Olona remachó el doloroso clavo diciendo que le iba a dar el programa de Vox con la siguiente dedicatoria: «Para Yoli, que aspiró a ser lideresa mundial y no pasó de “fashionaria”. Con todo cariño, Maca, que cada miércoles disfruta despojándola del falso hábito que muestra y enseñando la fealdad que esconde». Si van a convertir la pista central en un concurso de misses que además se regalan mutuamente programas políticos dedicados, esto puede acabar como el rosario de «Sálvame Deluxe». Hombre, si lo de despojar falsos hábitos degenerara en excitantes números de estriptís, la cosa puede ser prometedora. Tranquila, Macarena: ya ha dicho el Papa que “los pecados de la carne no son los más graves”.