Gente

Diego Arrabal cuenta “la trampa” de Rocío Carrasco que enfadó a las cantantes del concierto del 8-M

El paparazzo asegura que algunas artistas “pusieron el grito en el cielo” al encontrarse con una cláusula inesperada en su contrato

Rocío Carrasco se emociona al hablar de su pasado en el concierto 'Mujeres cantan a Rocío Jurado'
Rocío Carrasco se emociona al hablar de su pasado en el concierto 'Mujeres cantan a Rocío Jurado' FOTO: Sergio R. Moreno GTRES

El pasado 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer, se organizó un concierto benéfico en el que varias artistas interpretaron canciones de Rocío Jurado, considerada una de las pioneras del movimiento feminista en España. De cara a la opinión pública, el evento transcurrió con total normalidad, pero Diego Arrabal ha desvelado en su canal de Youtube que, entre bambalinas, tuvieron lugar algunos desencuentros entre artistas y el equipo de producción que casi mandan al traste la gala solidaria. El paparazzo se refiere a una especie de “trampa” que Fidel Albiac y Rocío Carrasco, principales cabecillas del show, habrían tendido a las cantantes.

Una de las máximas del concierto consistía en que todos los beneficios se donarían a asociaciones benéficas, y a varias “cantantes de renombre, quizá las más destacadas del cartel”, les chochó ver en su contrato de colaboración una cláusula en la que cedían sus derechos de imagen “para le reproducción de esa gala en televisión o DVD”. Según cuenta Diego Arrabal, estas artistas se negaron porque entendían que “que eso era solidario, y si es solidario no tiene que ganar dinero nadie”.

La cantante Pastora Soler durante el concierto benéfico que rinde homenaje a Rocío Jurado
La cantante Pastora Soler durante el concierto benéfico que rinde homenaje a Rocío Jurado FOTO: Javier Lizón EFE

Diego Arrabal cuestiona que la cadena que posteriormente emita el concierto o la empresa que produzca “un posible DVD”, después done los beneficios ingresados por publicidad o venta de los discos a una causa benéfica. El fotógrafo pone de manifiesto que a las cantantes les sentó extremadamente mal toparse con esa cláusula que no esperaban. “Pusieron el grito en el cielo y el enfado todavía es tremendo”, recalca el paparazzo.

Sin embargo, “después de estar mucho tiempo negociando, estas personas, que no tenían ganas de problemas, cedieron, pero estuvieron a punto de no subirse al escenario”. De las palabras de Diego Arrabal se entiende que estas artistas “estuvieron a punto de no subirse al escenario”, un incómodo incidente que enturbió el carácter benéfico y honorífico de la gala ‘Mujeres cantan a Rocío Jurado.