Kiko Matamoros tendrá que extirparse unos tumores en la vejiga y confiesa: “Me he puesto en lo peor”

El colaborador fue trasladado de urgencia a un hospital al despertarse ensangrentado y con terribles dolores.

  • Kiko Matamoros y Marta López Álamo hace unas semanas durante la Feria Taurina de Aranjuez con motivo de la festividad de San Fernando
    Kiko Matamoros y Marta López Álamo hace unas semanas durante la Feria Taurina de Aranjuez con motivo de la festividad de San Fernando

Tiempo de lectura 4 min.

25 de julio de 2019. 10:20h

Comentada
Sofía de la Escosura.  24/7/2019

Kiko Matamoros vive sin duda su año más difícil. Tras su separación de Makoke, del que se cumple en agosto un año, el colaborador no levanta cabeza. Si hace tan sólo unos meses perdía la visión completa de un ojo, debido al glaucoma que padece y que podría dejarle totalmente ciego, ahora le acaban de ser detectados varios tumores en la vejiga que le serán extirpados en unos días. Tal y como él mismo ha confesado: “El diagnóstico de los médicos no es optimista. Me he puesto en lo peor”.

Ha sido el propio Kiko quién ha querido compartir con el público el drama que vive confesando a la revista Lecturas la gravedad de su situación: “Un día, hace un mes, me desperté de madrugada en medio de un charco de sangre y me levanté con ganas de orinar y, horrible, todo sangre, con coágulos... Aguanté el chaparrón como pude”

Con el susto en el cuerpo, Marta que dormía con Kiko, se encargó de llevarle al hospital dónde ingresó de urgencia. Tras realizarse unas pruebas clínicas se confirmó que el que fuera representante de Carmen Ordóñez tiene varios tumores en la vejiga que tratarán de extirpar en los próximos días.

Antes de la complicada operación a la que tiene que hacer frente, ha viajado con su chica, Marta López Álamo a Colombia en un viaje que ya tenía programado con la revista. El colaborador quería regalarle a Marta, su novia desde hace unos meses, este viaje antes de enfrentarse al cuadro médico que cambiará su vida. El colaborador de Sálvame confiesa que uno de los momentos más complicados que ha tenido que vivir ha sido tener que ocultar lo que le ocurría a sus compañeros de trabajo para no despertar la alarma sobre su estado de salud: “Una tarde mientras estaba en la tele, llevaba un vaquero y vi que se empezaba a empapar de sangre”.

Kiko asegura que la primera persona que supo de su dramática situación fue Marta, quién ha vivido el terrible proceso a su lado y que, tras serle revelado el diagnóstico, decidió confesárselo a sus hijas Laura y Anita, las únicas con las que mantiene una buena relación. El colaborador asegura que le emocionó la preocupación de Ana, su hija pequeña, fruto de su relación con Makoke.

Sin duda es su “annus horribilis”: a sus graves problemas de salud, se une su ruina económica provocada por una deuda millonaria con Hacienda que no puede saldar y que, trata desesperadamente de trasladar a su ex mujer, a quién ha denunciado ante la Agencia Tributaria. La difícil situación provocada por Hacienda que le ha enfrentado a Makoke ha complicado su relación con Ana, su hija pequeña, que no entiende la guerra económica y televisiva de sus progenitores. Esperemos que, al menos, en el amor tenga más suerte con Marta del Álamo, con quien ya lleva varios meses conviviendo. Ella asegura que “estará con él” también en la enfermedad.

Cáncer de vejiga: un tumor muy frecuente en España

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs