MENÚ
martes 20 agosto 2019
01:09
Actualizado

Las centrales recibieron el pasado ejercicio 206 millones del Erario Público

Las subvenciones de los sindicatos en 2010 pagarían 26500 pensiones

Si de algo hacen gala los sindicatos alemanes, unas de las  organizaciones más potentes de toda Europa, es de su independencia económica. Su financiación se produce mediante recursos propios, fundamentalmente, las cuotas de sus afiliados.

  • ehrgb
    ehrgb
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

02 de mayo de 2011. 00:46h

Comentada
Madrid. 2/5/2011

Este modelo les garantiza una independencia y libertad de acción que muchos dudan que puedan tener las centrales sindicales españolas dada la dependencia que tienen de las ayudas públicas para su funcionamiento. Durante el año 2010, los sindicatos recibieron 206 millones de euros en subvenciones, siendo Comisiones Obreras y UGT, los dos más grandes, sus principales receptores. De ellos, 20,3 millones les fueron entregados por el Ministerio de Trabajo por la «realización de actividades de carácter sindical» –esto es, por hacer su trabajo– y «por su participación en los órganos consultivos del Ministerio de Trabajo e Inmigración, de sus organismos autónomos y de las entidades gestoras de la Seguridad Social».

Pensionistas
Con los 206 millones de euros que las centrales recibieron el pasado ejercicio en forma de conceptos como ayudas directas o ayudas a la formación, se podrían pagar las pensiones de 26.598 jubilados españoles que perciben la cantidad mínima de 7.774 euros brutos anuales. O, si se quisiera redistribuir tal cantidad entre un mayor número de beneficiarios, se podrían descongelar 820.000 de las pensiones a las que el Gobierno ha metido mano para tratar de reconducir el déficit del Estado. Desde que los socialistas llegaron al poder en 2004, el dinero público llega a las arcas de los sindicatos en mayores cantidades. Aquel año, por ejemplo, las ayudas para el desarrollo de planes de formación continua ascendieron a 13,5 millones de euros.

Un año después, se habían incrementado hasta los 18,4 millones de euros. Y el pasado ejercicio alcanzaron los 29 millones, el 80% de los cuales fueron a parar a las cajas de CC OO y UGT.  En ocho años, con distinto Gobierno y en plena recesión económica, las subvenciones para este concepto se han multiplicado por dos. Otro tanto ha sucedido con las ayudas directas para el funcionamiento de las centrales. En 2004, su cuantía era de 10,73 millones de euros. El pasado año, según los datos hechos públicos en el Boletín Oficial del Estado a mediados del pasado mes de febrero, las subvenciones para este cometido se habían disparado hasta los 20,3 millones de euros.

En este caso, las organizaciones que dirigen Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo fueron también las principales beneficiadas, pues el dinero se reparte entre todas las organizaciones solicitantes que cumplan los requisitos marcados por el Estado en función del número de representantes que hayan conseguido en las diferentes elecciones sindicales de las empresas.

 

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs