MENÚ
lunes 12 noviembre 2018
15:56
Actualizado
  • 1

Del presidente de la paz al «sí» a la guerra

Sí a la guerra: Zapatero confirma que España participará en el ataque a Libia

Pedirá este martes autorización al Congreso para intervenir en el ataque, tras la resolución de la ONU. 

  • El presidente del Gobierno y el secretario general de la ONU
    El presidente del Gobierno y el secretario general de la ONU
  • En primera fila contra Irak
    En primera fila contra Irak
  • España pondrá a disposición de la OTAN las bases de Rota y Morón
    España pondrá a disposición de la OTAN las bases de Rota y Morón
  • España pondrá a disposición de la OTAN las bases de Rota y Morón
    España pondrá a disposición de la OTAN las bases de Rota y Morón
Madrid.

Tiempo de lectura 5 min.

18 de marzo de 2011. 12:56h

Comentada
Madrid. 18/3/2011

Lejos queda ya el repliegue de las tropas españolas de Irak en 2004, decidido por José Luis Rodríguez Zapatero, recién instalado en La Moncloa. Ahora, ocho años después de la famosa y polémica «foto de las Azores» entre Bush, Blair y Aznar, Zapatero posará hoy para su particular «foto de las Azores». En este caso, París será el escenario elegido, Nicolas Sarkozy, el anfitrión, y el objetivo a batir, el coronel libio Gadafi. El presidente francés ha convocado hoy a una cumbre a los Estados que apoyan la resolución  sobre Libia aprobada este jueves por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que autoriza el empleo de la fuerza, incluida la imposición de una zona de exclusión aérea, contra el dictador.

El jefe del Ejecutivo participará en esta foto de familia. Y es que «las cosas se ven distintas cuando se es presidente del Gobierno que cuando no se es», tal y como admitió este miércoles el propio Zapatero a costa de la energía nuclear. Hombre de Estado, ha extendido esta reflexión a toda su acción de Gobierno en el último año. Por eso bendijo ayer la participación de España en la intervención militar en Libia, no sólo «para proteger a la población civil, sino también para acabar con el régimen de Gadafi».

Para ello, el Consejo de Ministros pidió ayer mismo autorización al Congreso de los Diputados para enviar fuerzas aéreas y navales a la zona del conflicto, según lo previsto en la Ley de Defensa Nacional. No obstante, no se descarta que, «por la rapidez de los acontecimientos», al final, la Cámara Alta convalide este martes la participación militar española, una vez que se produzca la misma. Zapatero se mostró ayer dispuesto a comparecer en persona en el pleno del Congreso para pedir su plácet. Además, autorizó el uso de las bases españolas de Morón y Rota por las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

El jefe del Ejecutivo activó también el Gabinete de crisis, integrado por los vicepresidentes, los ministros de Exteriores, Defensa y Fomento, el jefe de Gabinete del presidente, el director general del CNI y el Jefe del Estado Mayor de la Defensa. A las siete de la tarde de ayer, en La Moncloa se reunió por primera vez bajo su Presidencia. Horas antes, por la mañana, Zapatero informó a su Majestad el Rey de la decisión adoptada y por la tarde se reunió en La Zarzuela con Don Juan Carlos y el Príncipe de Asturias. El presidente trasladó también la decisión del Gobierno al líder de la oposición Mariano Rajoy y al presidente de la Comisión de Exteriores del Congreso, Josep Antoni Durán Lleida. Mientras, Trinidad Jiménez y Carmen Chacón se ocuparon ayer de comunicar con el resto de los portavoces de los grupos parlamentarios.

Después de reunirse en La Moncloa con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, que llegó a Madrid ayer al mediodía y que participará hoy en la cumbre de París, Zapatero expresó su satisfacción por el contenido de la resolución de la ONU. «Naciones Unidas ha cumplido con su deber y marca una senda muy positiva para garantizar los derechos humanos y un orden internacional basado en el derecho». A su juicio, esta resolución se produce, además, tal y como España había pedido, reconociendo la iniciativa y la implicación de las organizaciones regionales y, sobre todo, la Liga Árabe, pero también la Unión Europea.

Para Zapatero, la determinación de la comunidad internacional es «inequívoca». Por eso realizó un llamamiento apremiante al régimen del coronel Gadafi para que «cese radicalmente en el uso de la violencia contra su pueblo y dé paso, tras abandonar el poder, a un cambio democrático en Libia». «No nos engañará» con un cese el fuego. En este escenario, el Gobierno español asume por «completo su responsabilidad» como Estado miembro de la ONU. España «no puede tolerar los ataques a la población que se han producido en Libia». A su juicio, «la resolución de Naciones Unidas comporta un compromiso terminante, sin vuelta atrás, de la comunidad internacional con los derechos humanos y contra los crímenes contra la Humanidad. Hoy la comunidad internacional es más fuerte y también lo deben ser las poblaciones y los ciudadanos de todos los países que la integran. Y de ello, aunque sea en condiciones difíciles, debemos sentirnos satisfechos». Así, defendió la participación de España en esta guerra, cuyo despliegue militar se decidirá hoy en la reunión de la OTAN en Bruselas. Mientras, Zapatero dará a conocer el español desde París. El lunes se celebrará en Bruselas un Consejo extraordinario de Ministros de Exteriores.


En primera fila contra Irak
«No a la guerra» de Irak, en la que participó España de la mano de José María Aznar, se convirtió en el grito de ídem de un joven José Luis Rodríguez Zapatero. El por entonces candidato socialista a las elecciones generales de 2004 montó sobre este eslogan su campaña electoral. Por eso, no dudó en ponerse a la cabeza de la manifestación y en salir a la calle al grito de «no a la guerra».


Rajoy, satisfecho por la resolución
El presidente del PP, Mariano Rajoy, expresó ayer en Valencia, donde acudió para presenciar en directo la «mascletà», su satisfacción por la resolución adoptada por el Consejo de Seguridad de la ONU, porque «se trata de evitar que haya atentados contra las personas», así como «evitar una masacre contra ciudadanos inocentes». Además, el líder de los populares celebró que «por fin, la comunidad internacional haya fijado una posición y haya tomado una decisión», y aseguró que su formación «estará siempre con sus aliados».



Conflictos en los que ha participado España
- Yugoslavia 1999
Las últimas operaciones de ataque que llevó a cabo el Ejército del Aire español se desarrollaron en la antigua Yugoslavia, en la zona de Kosovo, para la destrucción de objetivos tácticos como radares en el año 1999.
- Afganistán 2002
Las primeras unidades españolas se desplegaron en el país asiático en enero de 2002. Desde entonces, ésta ha sido la misión con más bajas, 91. Actualmente hay en torno a 1.300 efectivos repartidos entre la base de Qala-i-Now y la de Herat.


Otras misiones
- Líbano 2006
1.100 soldados españoles participan en la misión de interposición entre Líbano e Israel que se reforzó tras la guerra entre ambos países de 2006. El general Alberto Asarta manda actualmente la fuerza internacional.
- Contra la piratería  en el índico 2008
La misión naval contra la piratería impulsada por España se desarrolla en aguas del océano Índico y en el Mar Rojo, velando por el tránsito de buques y previniendo el ataque de esquifes piratas.

Últimas noticias