MENÚ
jueves 21 marzo 2019
00:05
Actualizado

Nuestra economía perdería el 0,7% del PIB si se paralizase toda la actividad

7688 millones de euros: el órdago de la huelga general en España

Convocar una huelga en estos momentos sería lo que menos le convendría a la economía española, que atraviesa la mayor recesión de su historia –con un agujero en sus cuentas públicas de 20.000 millones de euros– y unas cifras de paro galopantes, las más altas de toda la Unión Europea

  • 7688 millones de euros: el órdago de la huelga general en España

Tiempo de lectura 2 min.

13 de febrero de 2012. 02:24h

Comentada
13/2/2012

MADRID- Los sindicatos no se han atrevido de momento a convocarla pero ya han anunciado un «proceso de movilización ascendente y sostenido» que comienza el próximo domingo contra la reforma laboral aprobada por el Gobierno. UGT y CC OO aclararon el pasado sábado que van  a «acompasar» sus iniciativas al estado de ánimo de los ciudadanos.

Ahorro para las empresas
Paralizar en un 70% la actividad de un país supondría un coste millonario en términos de Producto Interior Bruto (PIB). Nada menos que 2.100 millones de euros (0,2% del PIB). Esta cifra se obtiene de dividir el PIB (1,08 billones de euros) a precios de mercado por el número de jornadas laborales de un año. Mientras que paralizar toda la actividad de un país durante un día –sin servicios mínimos y un seguimiento del 100% de la masa laboral– elevaría la factura a 7.688 millones de euros (0,7% del PIB). Por lo que respecta a las empresas, una huelga general, en el caso de ser secundada por el conjunto de los trabajadores, puede suponer un ahorro salarial de 768 millones de euros. Cifra que se obtiene de multiplicar el salario medio bruto mensual de un trabajador (1.535 euros) por el total de la población activa asalariada y dividirlo por treinta días de media que tiene el mes.

Si un empleado secundase la huelga, dejaría de percibir ese día 58,9 euros, cifra obtenida de dividir el salario medio bruto anual en España (21.500 euros) por 365 días. Según otros cálculos realizados por la patronal catalana Cecot, una huelga general supondría la pérdida del 0,44% del Producto Interior Bruto.

El coste de una huelga equivaldría al dinero que el Estado dedicó en los Presupuestos de 2011 a algunas políticas, por ejemplo a la educación. El presupuesto destinado a esta partida fue de 2.840 millones de euros. A políticas de sanidad se destinaron 4.254 millones de euros, y a cultura 1.051,3 millones de euros.

Con el coste de una huelga también se sufragaron el año pasado políticas de justicia (1.713 millones de euros). Para servicios sociales o promoción social se presupuestaron  2.515 millones de euros y a políticas de acceso a la vivienda se destinaron 1.209,66 millones de euros, casi las mismas cifras que cuesta paralizar toda la actividad de un país.

En caldear la última huelga que tuvo lugar el 29 de septiembre de 2010 contra la reforma laboral de Rodríguez Zapatero, los sindicatos gastaron 25.000 euros solo en un acto. Fue lo que costó alquilar durante tres horas la plaza de Vistalegre de Madrid, donde se congregaron 20.000 delegados sindicales.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs