MENÚ
lunes 12 noviembre 2018
22:22
Actualizado
  • 1

Juanma Lillo desde el principio

Tiempo de lectura 2 min.

25 de agosto de 2010. 22:22h

Comentada
25/8/2010

Madrid- En la jornada 14 de la temporada pasada Juanma Lillo llegó al banquillo del Almería para sustituir a Hugo Sánchez. El equipo estaba decimoséptimo, a un punto del descenso. Seis meses después acabó tranquilo, decimotercero en la tabla, crédito suficiente como para volver a confiar en él y en su particular forma de ver la vida. Le tildan de loco o de filósofo del fútbol por frases como: «El balón es el valor supremo» o «el fútbol no es una isla, es un continente». Pero las frases van acompañadas de resultados. El técnico comparte la idea de Guardiola, su gran amigo, aunque en el Almería es más complicada llevarla a cabo. Esta pretemporada incluso ha probado a jugar con 3-4-3, como lo hacía el «Dream Team»
Afronta la Liga con un bloque similar al del curso pasado. El argentino Valeri, un jugador al que comparan con Riquelme, es la principal incorporación, aunque Ulloa, un compatriota suyo, ha marcado muchos goles en los partidos de preparación. Se han ido Soriano, Cisma y Chico.
Será el cuarto año consecutivo del Almería en Primera. Luchará por no descender sin dejar de mirar hacia arriba.

Últimas noticias