MENÚ
martes 23 octubre 2018
02:03
Actualizado
  • 1

Adelanto electoral: la estrategia del PP

Rajoy garantiza la recuperación

Promete concordia, diálogo, moderación y que no hará recortes sociales. Pide un mandato «claro»

  • Rajoy con Cospedal, Sáenz de Santamaría y Moragas, ayer, en la sede de Génova
    Rajoy con Cospedal, Sáenz de Santamaría y Moragas, ayer, en la sede de Génova

Tiempo de lectura 4 min.

30 de julio de 2011. 01:34h

Comentada
30/7/2011

MADRID- El adelanto de las elecciones –que José Luis Rodríguez Zapatero confirmó a Mariano Rajoy poco antes de oficializarlo– no va a suponer ningún cambio sustancial en los planes de la dirección popular. El PP trabajaba sobre ese escenario, tanto que ayer pudo adornar la valoración por parte de Rajoy de la decisión del presidente del Gobierno con la agenda política que va a guiar su estrategia de precampaña. Como ayer informó este diario, antes de la confirmación de la fecha del 20-N en Génova ya estaban trabajando en el plan preelectoral de Rajoy: más discurso político, más agenda selectiva y más calle. Y ayer ya dejó entrever algunos de los rasgos de ese perfil que quiere potenciar en septiembre.

Para eso se ajustó el traje de candidato a la Presidencia y pasó la página del pasado para colocarse en la línea de salida hacia las elecciones con el esbozo de un ideario de gobierno dirigido, como es su táctica habitual, a ganar adhesiones por el centro. Y por eso habló de concordia, de decir la verdad, de transparencia, de gobernar desde la moderación y el diálogo... A partir de ahí ratificó que pedirá a los españoles un mandato «claro y reformista» para protagonizar el «necesario cambio político» que necesita España.  Por delante tiene las elecciones generales definitivas. Todo le viene a favor para conseguir la victoria y por primera vez se presenta a ese examen en las urnas con su equipo, su estrategia y su discurso. Pero si no la lograse, saldría, sin duda, de la dirección del PP. Ni le esperan más oportunidades ni él mismo intentaría tenerlas, aunque ayer se le preguntó por ello y no quiso colocarse en el supuesto de una derrota que, cierto es, no se maneja en el PP.  

En la dirección popular están convencidos de que la clave del resultado electoral estará en la desmovilización de la izquierda y en su capacidad para fidelizar al votante de perfil centrista, el menos ideologizado y al que la oferta de gestión le puede llevar a decantar definitivamente su voto de un lado o del otro. Éste es, por tanto,  el segmento social prioritario y al que se dirige Rajoy con la promesa de un proyecto de concordia para afrontar el futuro. «Soy consciente de que el Gobierno que salga de las urnas tendrá una tarea muy difícil porque España tiene muchos problemas. Pero tendrá un horizonte de tiempo para llevarlo a cabo y un mandato de los españoles», defendió.  

El líder popular hizo su primer toque al balón en el nuevo partido que comienza sin polemizar con la simbólica fecha del 20-N, sin cerrar la puerta a un debate electoral con Rubalcaba –«lo resolverán los directores de campaña»– y con promesas como la de que no hará «recortes sociales» o la de que su Gobierno será «creíble, previsible y solvente».

Precisamente ahora su principal reto es elaborar un programa realista «sin asustar» al votante, según precisan en Génova.  Ayer habló de recortar gastos, «sin dañar a la gente»; de promover el crecimiento económico; de reducir el gasto corriente; de estabilidad presupuestaria... Sin entrar en la letra pequeña de esos grandes enunciados. De cara a su acción política, también confirmó que él sí aplazará a diez años la devolución de los anticipos a cuenta que deben realizar las comunidades, tal y como plantearon sus feudos en la última reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera.

«Las elecciones son el impulso necesario para salir de la grave situación en la que nos encontramos. Con un Gobierno distinto,  España se va a recuperar. De ésta se puede salir», sostuvo.


Un ganador incontestable
Las últimas encuestas electorales coinciden en dar al PP como ganador con una holgada diferencia sobre el PSOE. El último sondeo incluso va más allá, puesto que otorga al partido de Rajoy 182-185 diputados, lo que significaría la mayoría absoluta.


Hasta la convención del 7 de octubre 
19 y 29 de Agosto
Rajoy convocará dos o tres veces a su Comité de Dirección en este mes. Ya están cerradas las fechas del 19 y del 29.
9 y 10 de septiembre
Foro de Empleo y de políticas sociales, en Canarias. El apoyo al empleo juvenil será uno de los asuntos clave del debate sobre las propuestas.
16-17 de septiembre
Foro sobre pymes y autónomos, en Madrid. Rajoy ha anunciado que una de sus primeras leyes será en apoyo a los emprendedores.
23-24 septiembre
Foro de la reforma del sector público, en Zaragoza. Como en los demás cónclaves, contarán con apoyo de expertos independientes.
30 y 1 de octubre
Foro de educación, en Madrid. La reforma educativa será una de las grandes bazas electorales que jugará Rajoy en la campaña. 

Últimas noticias