Internacional

El macabro plan de Nathaniel Berhow: mató a dos compañeros de instituto en su 16 cumpleaños

El joven estadounidense asesinó a dos alumnos en Santa Clarita, en California, y dejó tres heridos. La última bala la dejó para dispararse en la cabeza

Fue una celebración macabra para Nathaniel Berhow. El día que cumplía 16 años se dirigió por la mañana a su instituto Saugus, en la ciudad de Santa Clarita, a unos 80 kilómetros de Los Ángeles. Iba armado con una pistola semiautomática del calibre 45 y con la intención de atacar a sus compañeros del centro escolar. Cuando llegó al instituto los alumnos estaban en la primera clase del día. Fue entonces cuando decidió abrir fuego. Fueron tan solo 16 segundos y cinco disparos, suficientes para provocar dos muertos, un estudiante de 16 años y otro de 14.

Publicidad

Andrei Mojica estaba en clase en ese momento cuando vio que su profesor salía al pasillo porque había gente corriendo por las instalaciones. No cundió el pánico hasta que alguien entró en el aula y gritó que había un tirador dentro del centro. En ese momento todos se levantaron y bloquearon la puerta, levantando una barricada tal y como les habían enseñado en un simulacro. Pero esta vez iba en serio.

Tras poner en práctica lo que habían aprendido, todos en la clase se sentaron y uno de los alumnos cogió un extintor contra incendios como arma ante la posibilidad de que atacante pudiera entrar en el aula. Según los testimonios recogidos por el periódico "Los Angeles Times", ninguno escuchó disparos.

Nathaniel dejó también heridos a otros tres alumnos que tuvieron que ser hospitalizados. Tras el ataque, se pensó que había escapado del instituto y durante una hora fue buscado por agentes de policía hasta que se percataron, gracias a las cámaras de seguridad, que era uno de los heridos.

Los policías le encontraron malherido, con daños graves después de que se intentara suicidar disparándose en la cabeza. "La última bala la había reservado para su propio uso", dijo el jefe del Departamento del Alguacil de Los Ángeles Alex Villanueva. El atacante fue conducido al hospital, el mismo donde fueron atendidos sus víctimas, para tratar de salvarle la vida. Según medios locales se encuentra en muerte cerebral.

Publicidad

Mientras tanto se vivieron escenas de pánico en el instituto, según el relato del periódico "Los Angeles Times". Muchos fueron puestos en fila mientras la policía trataba de averiguar qué había sucedido. Se escucharon llantos y gritos. A la salida del edificio, un estudiante lanzó al resto en voz alta: "¿Qué clase de mundo es este?".

“Pensé que mi hija iba a perder la vida ahí, fue un momento devastador”

Compañeros del supuesto autor del tiroteo indicaron a los medios locales que el joven era un buen estudiante y que su padre murió hace un año, algo que lo afectó mucho. Las imágenes de las cámaras de seguridad revelaron que el sospechoso sacó de su mochila una pistola semiautomática de 45 milímetros, disparó contra un grupo que se encontraba en un patio de la escuela y, después, intentó suicidarse de un balazo en la cabeza, explicó Villanueva

Publicidad

Mientras la policía trataba de poner orden dentro del instituto, cientos de padres vivían con angustia a la espera de noticias durante tres horas. "Pensé que mi hija iba a perder la vida ahí, fue un momento devastador", explicó una padre a una cadena de noticias. El medio BuzzFeed News publicó que Nathaniel dejó escrito un mensaje en Instagram, pero la empresa posteriormente negó que perteneciera al autor de los hechos.