“El daño al régimen iraní es irreparable”

Ephrain Imbar, presidente y profesor del Instituto de Estrategia y Seguridad de Jerusalén

¿Cuáles pueden ser las consecuencias del movimiento de protestas contra el régimen de Teherán?

Un grave daño económico y represión. El régimen está listo para disparar. No importa cuál sea el motivo de las protestas, el régimen no va a permitirlas. Y no creo que estas protestas puedan cambiar nada. La Guardia Revolucionaria entiende que participar en política es un juego de alto riesgo y si pierden poder, saldrán a la calle y reprimirán a los manifestantes.

¿Y no cree que el movimiento pueda derivar en un conflicto?

Es posible que estas protestas puedan iniciar un proceso «contrarrevolucionario». Existe la posibilidad. Pero si eso ocurre, solo conseguirán que corra más sangre. En términos de asistencia, las manifestaciones por la muerte de las 176 personas que volaban en el avión ucraniano no son tan importantes como las del general Suleimani, donde la gente chillaba y lloraba llena de rabia. Había más gente en la calle manifestándose por la muerte del general que por la de aquellos inocentes. Además, ni EE UU ni nadie puede intervenir en favor de los manifestantes.

¿Las represalias contra EE UU han terminado?

Creo que los iraníes son cuidadosos, por lo que no atacarán directamente a las fuerzas estadounidenses en la región. Eso no significa que no puedan mandar a sus simpatizantes. Están armados, entrenados por Irán, algunos incluso tienen comandantes iraníes.

Europa ha pedido a Irán que no se salga del pacto nuclear. ¿Es realista?

El acuerdo está muerto y no hay posibilidad de resucitarlo. ¿Qué pueden hacer los europeos? No pueden hacer nada. La amenaza de que Irán consiga la bomba nuclear es muy importante. Ellos ya han anunciado que van a aumentar la producción de uranio, y que van a por la bomba. Los europeos no lo entienden, pero la amenaza es real.