Un avión con supuestos infectados de coronavirus desata una crisis diplomática entre México y El Salvador

El presidente Bukele criticó al Gobierno de López Obrador por su gestión de la crisis sanitaria e instó a los pasajeros a que no tomaran el vuelo, que finalmente fue cancelado

Passengers wait after El Salvador's President Bukele ordered the closing of the airport in San Luis Talpa
El Presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ordeno el cierre de los aeropuertos, que dejó en tierra a muchos viajeros.JOSE CABEZASReuters

La crisis global generada por el coronavirus desató un conflicto diplomático este lunes entre México y El Salvador. El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, encendió la disputa al señalar públicamente que las autoridades mexicanas estaban actuando de forma irresponsable en la gestión de la pandemia. Mediante un mensaje de Twitter, Bukele dijo que doce personas infectadas por el virus viajaban en un vuelo que estaba a punto de despegar de Ciudad de México hacia San Salvador y anunció que prohibiría la entrada de la aeronave a su país.

El anuncio público, que en otro tiempo se hubiera hecho con discreción a través de cables diplomáticos, dejó en evidencia las discrepancias entre gobernantes y amagó con dañar una relación que hasta el momento había sido cercana.

El presidente Bukele, conocido por su profusa actividad en Twitter, pidió a los pasajeros de dicho vuelo que no lo tomasen por el grave riesgo que podría suponer para sus familias en El Salvador y afeó la actuación de México: “Qué irresponsables las autoridades mexicanas. Esos pacientes deberían estar aislados, no circulando en el aeropuerto.” La compañía aérea que operaba el vuelo, Avianca, informó que había cancelado el vuelo y agradeció que Bukele les alertase sobre “los pacientes con COVID-19 intentando abordar el vuelo” y que “gracias a eso se evitó poner en riesgo a la tripulación, los pasajeros y a más personas”.

Sin embargo, ni el presidente ni Avianca explicaron cómo confirmaron que dichos pasajeros estaban infectados, tal como reclamó el Secretario (ministro) de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, encargado de responder del lado mexicano, quien pidió conocer los detalle de los doce casos mencionados. Ebrard señaló que el único motivo por el que el vuelo se había cancelado es que se suspendieron todos los vuelos a San Salvador y que las autoridades sanitarias del aeropuerto valoraron a los pasajeros de dicho vuelo y no encontraron ningún enfermo por coronavirus, “incluyendo a los 12 jóvenes salvadoreños que portaban cubrebocas (mascarillas)”, dijo a través de la misma red social.

A la disputa se sumó otro alto funcionario mexicano de Exteriores, el subsecretario para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes que pidió a Bukele presentar pruebas sobre los supuestos contagiados. “Señor presidente, con todo respeto, nos gustaría saber ¿cuáles son las fuentes de su información? El Gobierno de México siempre ha actuado con absoluta responsabilidad en esta situación, incluso de manera preventiva, siendo pioneros en la región”, afirmó.

Por el momento, en México hay 82 casos confirmados y las autoridades han anunciado algunas medidas como el adelanto y extensión a un mes de las vacaciones escolares y recomendaciones de higiene y de no asistir a eventos masivos, aunque aún no se han decretado prohibiciones ni confinamientos forzosos. “Si uno toma estas medidas temprano, no tienen utilidad después, no debemos agotar a la sociedad, mantengamos la calma”, dijo este lunes el subsecretario de Salud mexicano, Hug López-Gatell, encargado de reportar diariamente el estatus del coronavirus en el país, quien ha advertido de que la crisis puede prolongarse durante al menos tres meses y pidió a la población mantenerse informados analizando la información fundamentada y no propagando rumores que solo llevan a espirales de confusión que afectan, quizá más que el virus”.