«Una varita mágica no puede revertir el clima de violencia en México»

Entrevista a Ricardo Monreal, senador mexicano de Morena

Monreal lleva casi 40 años en la vida pública mexicanaRodrigo Gonzalez Olivares (nombre del dueño)

Ricardo Monreal ha sido casi todo en la política mexicana. Gobernador del estado de Zacatecas y diputado en varias ocasiones, desde su actual puesto como líder de los senadores de Morena, el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, maneja el rumbo de las nuevas leyes que impulsa el primer Gobierno de izquierda en la historia democrática de México.

Aunque lleva veinte años junto a AMLO, marca perfil propio, más centrista que el presidente y el ala radical de su Gobierno; mientras proliferan las teorías sobre su posible salida de Morena para formar un partido propio. Recibe a LA RAZON en el Senado, en pleno Paseo de la Reforma para hablar de la crisis del coronavirus, el paquete legislativo con el que aspiran a aplacar los graves problemas de violencia y desigualdad que sufre México y también de sus aspiraciones presidenciales en 2024.

México está siendo la excepción en América Latina retrasando al máximo medidas estrictas de confinamiento y cierre de fronteras bajo el argumento de que serán ineficaces si se aplican demasiado pronto. ¿Antes o después se va llegar a ese escenario o se puede parar al virus antes?

La aparición del Covid-19 es uno de los mayores retos que ha tenido que atravesar el mundo en las últimas décadas. Ha infectado la economía mundial, ha distorsionado las interacciones sociales y lo más importante, se está cobrando vidas humanas. Aunque nos encontramos en la primera fase de la pandemia, México experimentará el rápido crecimiento de casos, como lo han hecho los otros países, es inevitable. Los mexicanos no estamos aislados de estos riesgos, pero el gobierno federal ha actuado con responsabilidad y sensatez.

El pasado 9 de marzo se produjo un paro nacional de mujeres que generó mucha atención de todo el mundo hacia México, pero también discrepancias dentro del propio gobierno y la administración: ¿Se equivocó el presidente López Obrador al no apoyarlo e interpretarlo como un ataque de la oposición?

Yo creo que la explicación del movimiento de mujeres es una consecuencia de toda una historia de patriarcado en México. La manifestación que hicieron las mujeres y las expresiones de inconformidad son producto de un hartazgo, de un trato y una cultura machista que ha imperado en México desde siglos atrás. Ahora hay un despertar de la mujer que rompe yugos que el patriarcado había generado. Ahora bien, la reacción del presidente de la República es normal, respeto sus expresiones, pero creo que la manifestación en su mayoría es autentica, aunque no evita que pueda o quiera ser manipulada por partidos políticos. Sin embargo siento que la mayoría de mujeres que están participando lo hacen en un gesto honesto de inconformidad.

El Senado seguirá sesionando a pesar del coronavirus hasta que les manden parar. ¿Qué temas de los que están en discusión en este periodo de sesiones considera más importante que se lleguen a aprobar?

Son cinco grandes temas: (la reforma al) sistema de justicia que está en revisión. Ya se presentó una iniciativa vamos a comenzar a verla esta próxima semana. Dos, despenalización o legalización del uso de marihuana, que en México aún está muy dividida la opinión, no solo para efectos medicinales sino para efectos lúdicos. Tres, una ley de amnistía que está pendiente de procesarse en el Senado y que ya ha sido aprobada en la Cámara de Diputados y que estamos próximos a revisar y a generar. Cuatro, el “outsourcing”, que es la subcontratación, una contratación indirecta a través de empresas para trabajar en otras empresas. Ahora estamos en la revisión espero que tengamos pronto una solución. Ahí se va a superar el problema que ha generado maltrato a los trabajadores, abusos contra sus derechos y también evasión del fisco. La quinta es un tema de plataformas digitales y yo te diría que el 9 y 10 de marzo vamos a procurar sacar temas de mujeres. Hay propuestas de modificación para endurecer el delito de feminicidio y violencia política e igualdad y paridad. Es una agenda larga, ambiciosa.

El presidente López Obrador ha respaldado la propuesta de reforma judicial del presidente de la Suprema Corte Arturo Zaldívar, menos ambiciosa que la inicial. Usted señaló que en el Legislativo hay un plan de iniciativas que ya está en curso para dar un giro al sistema judicial. ¿Qué le falta a la propuesta de Zaldívar?

Hay cerca de 90 iniciativas con propuestas de reforma. Vamos a recuperar algunas, obviamente no será la misma iniciativa que nos plantea el ejecutivo federal respaldando al presidente de la Suprema Corte, será mas ambiciosa, agregaremos más temas que son fundamentales para recuperar la confianza en la justicia nacional.

Dígame alguno de esos temas que considere capital.

Competencias, jurisdicción, nombramientos, rotación de jueces…muchos temas que vamos a ir sacando para mejorar y enriquecer la reforma.

El senador de Morena en un momento de la entrevista con LA RAZÓNRodrigo González Olivares (nombre del dueño)

2019 fue el año con más homicidios en México desde que hay registros ¿Es la reforma del poder judicial la mayor aportación que puede hacer el Senado a reducir tanta violencia?

Va a contribuir seguramente, pero no solo será con leyes draconianas ni con reformas legislativas como resolveremos el problema. Tenemos que pensar bien que las causas que originaron esta violencia se descuidaron. Son varias décadas en donde existía connivencia entre crimen y autoridad. En el pasado el gobierno actuaba como gran cómplice del interés de un cártel para perseguir a otro. Eso ya no sucede en México, pero obviamente toda esta historia vino a generar este proceso de violencia que ha llegado a su cúspide este año 2019, primer año de un gobierno de izquierda, socialdemócrata. Son las consecuencias de políticas equivocadas, de varias décadas y creo que eso va a tardar en resolverse. No creo que sea una varita mágica la que pueda resolver el clima de violencia que se ha desatado en México desde hace varios años y que el gobierno actual ha tenido que enfrentar, pero tengo confianza en que pronto empezaremos a revertir esta tendencia.

Aparte de esta propuesta de reforma del poder judicial hay alguna otra que se vaya a presentar en el corto plazo destinada a atajar el problema de la violencia?

Sería incompleta si solo presentamos modificaciones y reformas al sistema de administración de justicia. No resolvería el problema solo reformar el trabajo y la competencia de jueces magistrados y ministros de la corte. Necesitamos revisar el sistema de procuración de justicia: investigación de delitos, persecución de delitos. La tarea del fiscal y del ministerio público es clave, sin esto no podemos avanzar y por eso deben ir a la par. Si solo reformas una estaría cojeando la mesa.

¿Qué plazos se manejan para la reforma de la procuración de justicia que parece que se ha quedado un poco atrás?

Después de la presentación fallida del mes de enero no hemos tenido ninguna propuesta formal del fiscal (Alejandro Gertz Manero). Estoy por reunirme con él en una entrevista formal para saber si nos enviará algún paquete de iniciativas vía el ejecutivo federal, porque él no las puede enviar de manera directa, para empezar a prepararnos porque solo nos quedan escasos dos meses de este periodo de sesiones. Sí estoy preocupado porque quisiera que fuéramos a la par en esta reforma de justicia en sus dos grandes vertientes.

Parece complicado que se pueda llevar a cabo en este periodo.

Cuando hay voluntad política nada es imposible. Hay voluntad política de parte del Senado y de los grupos parlamentarios y creo que esta semana tendremos reunión con el fiscal.

Uno de los grandes temas de este periodo es la reforma del outsourcing. ¿Qué impacto tiene en México esta práctica?

Mucho, el año pasado se habla de una evasión de 21.000 millones de pesos, algo así como 1.000 millones de euros, pero yo creo que es más, mucho más. Eso es solo por la vía de la evasión fiscal, de cuotas obrero patronales que dejaron de pagar en el seguro social, habla el fisco de más de 100.000 millones de pesos, más de 5.000 millones de euros. Y obviamente el IMSS, Infonavit (organismos públicos de salud y vivienda) que dejaron de recibir recursos por las cuotas obrero patronales, también sufrieron un quebranto por la falta de esos pagos. Era un deporte en México hasta antes de que llegara Andrés Manuel: las empresas fantasmas, las facturas falsas la evasión fiscal, la condonación de impuestos… todo eso se ha terminado y ahora es delito grave en México. (Después de un cambio en la Constitución aprobado el año pasado)

Después de la instalación de una mesa de alto nivel ¿está cerca un acuerdo? Se logrará en este periodo legislativo?

Tengo confinaza. Están discutiendo articulo por articulo y espero que pronto tengan algún resultado consensuado de propuestas.

Tras reunirse con empresarios dijo que “no iremos con radicalismos que afecten al empleo y al desarrollo económico del país” ¿qué resultado debe salir de esta discusión?

Regular el “outsourcing”, no prohibir. En un proceso en el que se cuide el empleo y la inversión pero sobre todo que no se abuse del trabajador y no se acuda a la evasión fiscal como una practica cotidiana. (México es el país de la OCDE con menor recaudación de impuestos, 16% del PIB) Es una gran reforma la que tenemos que hacer pero tiene que ser consensuada, yo sí creo en eso, que podemos lograr un acuerdo con empresarios trabajadores y con el gobierno. Cada uno tiene que ceder para lograr una reforma de consenso.

El verano pasado en el momento más tenso entre México y Estados Unidos para reducir el flujo de migrantes usted advirtió que México no se debería convertir en tercer país seguro. Sobre el papel no se hizo pero la realidad es que hoy miles de solicitantes de asilo esperan en territorio mexicano su turno en los juzgados de Estados Unidos.

Sí, pero si hubiera aceptado México ser tercer país estaríamos en la lona. No podría México ser parte de ese proceso, el Senado no lo avalaría y se requiere su aprobación. Turquía es el ejemplo mas acabado de lo que ha pasado pero los flujos migratorios no se detendrán, ni en España ni en México. Ustedes tienen graves problemas también con las migraciones de África. México tiene problemas, no está resuelto, esta latente y los flujos van y vienen pero no se va a terminar porque las condiciones de vida de los pueblos migrantes no mejoran y en la medida que no mejoren y arraiguen a su país los migrantes van a seguir caminando buscando mejores horizontes. Fundamentalmente el foco de atracción es Estados Unidos, todos van hacia allá, México ha sido siempre lugar de tránsito.

¿Piensa que México ha cedido demasiado en política migratoria?

Es una definición difícil. El presidente de la República también se enfrentó a una política exterior en materia migratoria muy avanzada, con un presidente en Estados Unidos muy difícil y ha sabido sortear este problema de las migraciones del sur. Ahí va, lo único que tenemos que cuidar es que no violen derechos humanos y que pueda aceptarse una migración documentada y legal que se exige en todo el mundo y que para efectos de seguridad interna también tenemos que saber quienes ingresan y quienes emigran del país.

¿Dónde se ve en el próximo sexenio?

En mi casa leyendo, cumpliendo un déficit de sueño y de cuidado de mi familia. Tengo casi 40 años en la actividad publica: tres veces diputado federal, tres veces senador, es decir nueve legislaturas federales en mi haber. Fui gobernador de mi estado (Zacatecas por el izquierdista PRD) ya hay que dejar en paz al país. Estoy muy tranquilo, escribiendo mucho y estoy contento porque después de 22 años de acompañar a López Obrador logramos el cometido. Ahora la expectativa es difícil de cumplir pero se va a lograr. Yo confío mucho en López Obrador, lo conozco bien muy bien, ahora ya lo veo menos por su actividad y mi actividad pero seguimos profesando los mismos principios y la misma esperanza en el país.

¿Considera, llegado el momento, postularse a la presidencia? (En México es ilegal la reelección del presidente)

Vamos a ver, todavía no estoy pensando en eso. ¿En cualquier caso su futuro está dentro de Morena? Yo estimo que Morena como movimiento y como grupo va a gobernar el país tres sexenios. Depende de la sociedad y de que nosotros cumplamos los compromisos que se plantearon en campaña.