El coronavirus dispara el sentimiento de “orgullo de ser español”

El barómetro el Instituto Elcano señala que la pandemia no ha empeorado la imagen de China en España. Significativo descenso del prestigio del Papa Francisco

LA FIESTA VECINAL TRAS LOS APLAUSOS SE VISTE "DE GALA" EN LA PLAZA DE ESCOCIA
Vecinos de la logroñesa plaza de Escocia tras el acto diario de los aplausos en homenaje a los trabajadores sanitariosRaquel ManzanaresEFE

Uno de los efectos de la pandemia es que ha aumentado el porcentaje de encuestados que se sienten “muy orgullosos” de ser españoles, que ha pasado del 41% en 2018 al 56%, el pico más alto en los últimos años. Así lo refleja el barómetro del Real Instituto Elcano, realizado entre el 2 y el 19 de marzo con 1.000 entrevistas, donde se pone de manifiesto, además, un aumento de la valoración del país propio, España, que se sitúa un punto y medio por encima. Este reconocimiento de los españoles hacia su nación es superior a la valoración registrada entre otros europeos hacia sus países.

Carmen Rodríguez Enríquez, investigadora principal de Elcano, ha explicado en una rueda de prensa online que este aumento del “orgullo de ser español” se ha producido en todos los grupos ideológicos, “pero ha sido más fuerte en la derecha que en la izquierda”. La analista considera esta autoestima evidencia una mayor “empatía y sensación de pertenencia a una nación que se enfrenta a los mismos problemas y que los está resolviendo con disciplina y generosidad”.

Las situaciones de crisis como las catástrofes naturales, ha añadido Rodríguez Enríquez, tienen el efecto de aumentar la cohesión del grupo porque “nos amenaza a todos”. El informa matiza que este sentimiento de empatía hacia el sufrimiento de los seres humanos de cualquier nacionalidad no se debe “a la actuación de los países en la esfera internacional”. Tampoco a la actuación de sus líderes ni de sus gobiernos, ha explicado la analista de Elcano.

Otro datos significativo para los autores del barómetro es que la imagen de China “no ha sufrido” pese a ser el foco de la infección. Ello se puede deber, añaden, a que se ve compensado con la capacidad del país asiático de contener la pandemia -situándose como ejemplo para el resto de países- y también con la ayuda a otras naciones con suministro de personal y equipos médicos. De hecho, China se convierte en el segundo aliado internacional (fuera de la UE) preferido por los españoles, sólo por detrás de EEUU.

Mario Esteban, investigador principal de Elcano y profesor titular del Centro de Estudios de Asia Oriental de la Universidad Autónoma, ha señalado que la imagen de Pekín no se ha hundido y ha mejorado algo. “Ha habido un equilibrio entre efectos positivos y negativos, pero lo que sí ha quedado claro es que esta crisis no está siendo una oportunidad para que China mejore su imagen en España”.

El análisis del Instituto Elcano también se refiere a la actitud de la comunidad china en España como “la primera en reaccionar ante la epidemia cerrando sus tiendas”. "Las imágenes de inmigrantes chinos en ciudades españolas ofreciendo mascarillas a personal de las fuerzas de seguridad han podido contrarrestar la imagen negativa de China por ser el origen de la epidemia”.

El Papa cae en prestigio

Quien sí empeora su imagen es el Papa Francisco, cuyo prestigio desciende “quizá ya desprovisto del áurea de excepcionalidad con que contaba al principio de su Papado”, reza el barómetro. Otro tanto pasa con Donald Trump, cuyo prestigio ya se encontraba en niveles bajos entre los españoles y que el informe coloca por debajo de la imagen de Vladimir Putin y del presidente chino Xi Jinping. Del 0 al 10, el mandatario estadounidense obtiene un 2. Si bien Charles Powell, director del Real Instituto Elcano, ha apuntado que las encuestas de Pew Research indican un aumento del reconocimiento a Trump entre la extrema derecha europea.

¿Quién amenaza a España?

La percepción de amenaza procedente del exterior es baja. Pero puestos a identificarla, los españoles apuntan por igual tanto a Estados Unidos como a China. La guerra comercial es percibida como la fuente principal de esta amenaza para España. En el caso chino existe un matiz y es el peligro del contagio de enfermedades, un parámetro que crece significativamente en el barómetro realizado en marzo. En el caso de Estados Unidos es el elemento “guerra” el que se ve como elemento amenazante.

No existe contradicción en el hecho de que se vea a EE UU y China como principales amenazas y a la vez como socios preferidos. “Es racional preferir como aliado al que, de no serlo, puede hacer más daño”, según Carmen Rodríguez. Dentro de la UE, Francia supera a Alemania como aliado preferido para los españoles, “lo que parece una consecuencia de las diferentes apuestas sobre la reacción económica de la UE ante la crisis provocada por el coronavirus”.

Las prioridades de los españoles en política exterior sor el cambio climático y la ayuda a los países en desarrollo. Cabe mencionar que el coronavirus no se ofreció como posible respuesta. El informe señala que impedir la entrada de la inmigración irregular sería la última de las prioridades de los entrevistados. “En este aspecto España sigue siendo un caso excepcional en el marco europeo, en el que este tema ha sido durante los últimos años una de las principales preocupaciones y prioridades de los ciudadanos”. Una excepcionalidad que se mantiene pese al auge en las urnas de Vox, que ha sido muy combativo en este aspecto.

Qué hacer en Venezuela

El barómetro también incluye preguntas sobre Venezuela. A este respecto, el 49% considera que España sí debe hacer algo para ayudar a la resolución del conflicto en este país latinoamericano. A la pregunta de qué hacer, un 35% respondió que “ayudar a Guaidó” y solo un 3% “ayudar a Maduro”. Por contra, un 47% sostiene que España no debe intervenir en Venezuela.

El barómetro pone de manifiesto el desinterés de los españoles por la política de Estados Unidos (el 75% dice no tener ningún interés) y de nuestras relaciones con Rusia. “Sólo un 20% de los entrevistados sabe que las relaciones de la Unión Europea con este país son malas y la gran mayoría desconoce la causa de las sanciones que la UE le impuso”.