Trump se desmarca de la misteriosa incursión en Venezuela

Dos estadounidenses han sido detenidos. Juan Guaidó alerta de una oleada de represión con la excusa del golpe

Trump departs for Arizona
El presidente Donald TrumpContacto Contacto

Una misteriosa incursión de un grupo armado en Venezuela, que habría terminado con 13 detenidos, 8 muertos, y una Casa Blanca que niega cualquier vinculación con el incidente. Al menos eso afirma el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que en un encuentro con periodistas desvinculó a su país del extraño suceso. De hecho, vino a decir, no sabía bien de qué le hablaban.

Nicolás Maduro, por su parte, había avisado en televisión de que al menos dos de los detenidos tendrían nacionalidad estadounidense. Incluso dió sus nombres, Airan Berry y Luke Denman. «No tiene nada que ver con nuestro Gobierno», afirmó Trump, al tiempo que Maduro los ligaba con una compañía de seguridad privada y mercenarios teóricamente domiciliada en Florida.

Personal documents are shown during a meeting at Miraflores Palace in Caracas
Documentos personales difundidos por el presidente Nicolás Maduro MIRAFLORES PALACEReuters

El presidente Trump, acuciado por las últimas proyecciones de muertos atribuidas al coronavirus, enredado en sus polémicas con varios gobernadores demócratas y enfrentado al brutal aumento del paro, parecía poco proclive a tener que contradecir al régimen venezolano.

Hace apenas un mes, Estados Unidos anunció el envío de varios buques de guerra y aviones a las inmediaciones de Venezuela. Y los fiscales de Nueva York y Florida, que lideraron una investigación de varios años, acusan al Gobierno de Maduro dedicarse al tráfico de cocaína a gran escala. En opinión de los investigadores, Maduro y varios de sus altos cargos habrían priorizado «el uso de cocaína como arma contra Estados Unidos». Más de 250 toneladas métricas de cocaína al año durante más de una década.

La Fiscalía también anunció una una recompensa por la captura de Maduro cifrada en 15 millones de dólares. Mientras tanto el secretario de Estado, Mike Pompeo, hizo público una hoja de ruta que prevé ayudar a la creación de un consejo de gobierno que empuje al país suramericano hacia la democracia, pilotando una transición que permita la convocatoria de unas elecciones democráticas de aquí a un año.

El pasado mes de febrero, durante su discurso del Estado de la Unión, el presidente Trump invitó a la tribuna de Juan Guaidó y, con el congreso en pie, recordó que son ya 60 los países que lo han reconocido como presidente legítimo. «Por favor», subrayó Trump, «lleve de vuelta este mensaje: todos los estadounidenses junto al pueblo venezolano en su justa lucha por la libertad».

Guaidó, en una sesión virtual del Parlamento venezolano, aseguró que el Gobierno de Nicolás Maduro infiltró el ataque marítimo que fue frustrado el domingo pasado cerca de Caracas, al tiempo que acusó al Ejecutivo de haber “masacrado” a los implicados en estos hechos.

Estaban esperándolos para masacrarlos (...) sabían de esto y los esperaron para masacrarlos. Nicolás Maduro, tú eres el responsable, sabían de esa operación, los infiltraron y los esperaron para masacrarlos”, dijo Guaidó en declaraciones recogidas por Efe.

El opositor, reconocido como presidente interino de Venezuela por unos 50 países, subrayó que ni el Parlamento ni el llamado "Gobierno encargado" que él encabeza tienen relación con estos hechos que han dejado un saldo de ocho fallecidos y al menos 15 detenidos, mientras que la búsqueda de más implicados se mantiene.

Guaidó agregó que, con estas denuncias, la llamada revolución bolivariana busca “invisibilizar” otros problemas del país como las fallas eléctricas que se registran a diario, la escasez de gasolina en todo el país o el motín carcelario del viernes pasado en el noroeste de Venezuela, en el que murieron unos 50 reos.

El Ejecutivo ha responsabilizado directamente a la oposición que lidera Guaidó y a los gobiernos de Colombia y Estados Unidos, si bien ambas administraciones ya se desmarcaron de estos hechos

En relación a las recientes acusaciones de Maduro, Trump zanjó rotundo ante la prensa que «Lo descubriremos. Acabamos de enterarnos de que ha sucedido», al tiempo que reiteraba que, sea lo que sea, «no tiene nada que ver con nuestro gobierno».