¿Puede Trump desplegar al Ejército para reprimir las protestas?

El presidente, apoyado en una ley de 1800, no descarta el envío de tropas a algunas ciudades con disturbios provocados por el asesinato de George Floyd

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sugirió el lunes que usaría tropas federales para poner fin a los disturbios que han estallado después de la muerte de George Floyd, un hombre negro desarmado asesinado bajo custodia policial la semana pasada.

Si una ciudad o estado se niega a tomar las medidas necesarias para defender la vida y la propiedad de sus ciudadanos, entonces desplegaré al Ejército de los Estados Unidos y resolveré el problema rápidamente”, dijo Trump.

Las manifestaciones han sido en gran medida pacíficas, pero la policía en algunas ciudades ha utilizado la fuerza contra periodistas y manifestantes, y los manifestantes se han enfrentado con la policía. Muchas ciudades de EE UU han establecido toques de queda.

Para desplegar las Fuerzas Armadas, Trump necesitaría invocar formalmente un grupo de estatutos conocidos como la Ley de Insurrección.

¿Qué es la Ley de Insurreción?

Según la Constitución de Estados Unidos, los gobernadores tienen la autoridad para mantener el orden dentro de las fronteras estatales. Este principio se refleja en una ley llamada Posse Comitatus Act, que prohíbe a los militares federales tomar parte a la hora de hacer cumplir la ley nacional. La Ley de la Insurrección, que data de principios de 1800, crea una excepción a la Ley Posse Comitatus al permitir al presidente enviar fuerzas estadounidenses para reprimir una insurrección interna que haya obstaculizado la aplicación normal de la ley.

¿Puede Trump enviar tropas sin aprobación del gobernador?

Sí. La ley establece escenarios en los que se requiere que el presidente tenga la aprobación del gobernador o el congreso de un estado, y también casos en los que dicha aprobación no es necesaria, según Robert Chesney, profesor de Derecho de Seguridad Nacional en la Universidad de Texas.

¿Ha sido invocada esta ley antes?

Sí. La Ley de Insurrección ha sido invocada en docenas de ocasiones a lo largo de la historia de Estados Unidos. Desde el movimiento de los derechos civiles de la década de 1960, su uso se ha vuelto “extremadamente excepcional”, según un informe del Servicio de Investigación del Congreso. La Ley de insurrección se utilizó por última vez en 1992, tras la absolución de cuatro policías de Los Ángeles en la paliza al automovilista negro Rodney King, que provocó disturbios mortales.

¿Puede un tribunal desactivar la decisión de Trump?

El experto Chesney sostiene que desafiar legalmente el uso de la ley por parte de Trump es algo “muy poco probable”. Históricamente, los tribunales han sido muy reacios a cuestionar las declaraciones militares de un presidente. “La ley, a todos los efectos prácticos, deja esto en manos del presidente con muy poca capacidad para que lo revise un juez”, afirma Chesney.