Actualidad

Muere el chófer agredido por negarse a llevar pasajeros sin mascarilla ni billete

El conductor se negó a dejar subir a dos pasajeros sin billete ni mascarilla y con un perro

White march for Philippe Monguillot
Bayonne (France), 08/07/2020.- Parents of Veronique Monguillot, wife of French bus driver Philippe Monguillot, react as they participate in a white march in Bayonne, southwestern France, 08 July 2020. Philippe Monguillot has been declared brain dead after being attacked for refusing to let aboard his bus a group of people who were not wearing face masks on 05 July. (Atentado, Francia) EFE/EPA/CAROLINE BLUMBERGCAROLINE BLUMBERGEFE

Un billete de autobús y una mascarilla. Estos dos objetos tan comunes son los que le han hecho perder la vida a Philippe Monguillot, de 59 años. Por una sola sencilla razón, que los pasajeros del autobús que conducía respetaran las normas. Sin mas. Monguillot circulaba el pasado domingo con su autobús por un popular barrio de la localidad francesa de Bayona cuando en la parada de Balinchon sufrió el violento ataque de varios jóvenes pretendían subir al vehículo sin billete ni mascarilla.

Según fuentes sindicales, el conductor fue agredido por varios individuos porque se negó a dejarles subir en el autobús cuando intentaban acceder sin billete ni mascarilla y con un perro. El conductor se bajó del vehículo para impedirles el paso y, en ese momento, uno de los jóvenes le golpeó en la cabeza alcanzándole desde atrás. Una vez en el suelo, siguieron dándole golpes y patadas, sobre todo en la cabeza. Los agresores huyeron y dejaron al conductor inconsciente en la acera.

El ataque provocó una gran indignación entre los conductores de autobuses que se declararon en huelga y se negaron a trabajar hasta después del funeral de su colega. Según anunció la compañía de transporte Keolis, el servicio se restablecería el próximo lunes pero podría alargarse al martes.

Al menos cuatro personas fueron detenidas. Dos de ellas, de 22 y 23 años, están en prisión acusados de intento de asesinato. Otras dos, de 30 años, han sido acusados por colaborar en el crimen y por no auxiliar a la víctima.