La UE exige a Boris Johnson que retire la ley que viola el acuerdo del Brexit antes de octubre

Bruselas amenaza con tomar medidas legales contra Londres si incumple el tratado internacional que evitó una salida caótica del club europeo

Las tensiones entre Reino Unido y la UE han ido in crescendo en las últimas horas. Hoy el vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, se ha desplazado de manera urgente a Londres para pedir explicaciones a Downing Street por su amenaza de no cumplir el acuerdo de divorcio firmado en el mes de octubre.

Aunque no han trascendido los detalles de este encuentro dentro del denominado Comité Conjunto UE- Reino Unido, las explicaciones británicas no han sido satisfactorias. Tras la cita entre Sefcovic y Michael Gove, su homólogo británico, la Comisión Europea ha emitido un contundente comunicado en el que exige a Reino Unido que retire este proyecto de ley “en el menor tiempo posible y , en cualquier caso, antes de fin de mes”.

Con este órdago, Reino Unido quiere arrogarse el derecho de cambiar puntos sustanciales del acuerdo de retirada, incluido el Protocolo sobre Irlanda que pretende evitar una frontera dura en el Ulster.

El objetivo sigue siendo permitir el intercambio de bienes entre Reino Unido y el territorio comunitario a través de la República de Irlanda, sin menoscabar la integridad del mercado común. Se trata de un tema de alta sensibilidad política ya que evitar una frontera dura entre las dos Irlandas es una condición sine qua non para preservar los Acuerdos de Paz de Viernes Santo que pusieron fin a los atentados del IRA.

Para la UE, con este proyecto de ley el “Reino Unido ha dañado gravemente la confianzaentre las partes en un momento en el que precisamente las dos delegaciones negocian contrarreloj la relación futura.

Ante esta dura afrenta, los Veintisiete no piensan quedarse de brazos cruzados. “El acuerdo de retirada contiene una serie de mecanismos y recursos legales para abordar las violaciones de las obligaciones contenidas en el texto, que la Unión Europea no dudará en utilizar”, asegura este comunicado. Fuentes diplomáticas no pueden aventurar, por el momento, en qué se puede traducir esta amenaza.