Rudimentario sistema yihadista para camuflar sus vehículos en el desierto

Los terroristas islamistas impregnan sus todoterreno de arena con el fin de mimetizarlos con el paisaje

Los terroristas del Estado Islámico (Daesh, Isis) han publicado en sus redes sociales un vídeo en el que muestran cómo camuflan sus vehículos para pasar inadvertidos en el desierto. Es tan rudimentario como aparentemente eficaz. Cubrirlos de arena mojada, a modo de barro, de manera que les mimetice con el paisaje.

Los yihadistas utilizan, sobre todo, vehículos todo terreno para moverse de un lugar a otro con el fin de proseguir su campaña de atentados, aunque, en los últimos tiempos, han incorporado las motocicletas, de fabricación china, a sus sistemas de desplazamiento, sobre todo cuando son zonas boscosas o de matorral.

Procuran eludir, además de las vigilancias terrestres, las que se realizan con drones, algunos de los cuales van dotados de elementos térmicos, por lo que los camuflajes valen de poco.

La actual estrategia del ISIS es la de guerra de guerrillas, golpes de mano, que consiste en llegar velozmente a un objetivo, asesinar a sus ocupantes, destruir las instalaciones y huir con la mima velocidad antes de que puedan llegar tropas de reacción.

Con este sistema, puesto en práctica después de la derrota militar a manos de la Coalición Internacional, han logrado mantener la actividad terrorista hasta el punto de que informes internacionales advierten del peligro que supone la banda terrorista, en continuo crecimiento, hasta el punto de actuar en 22 países.