Un analista político ruso afirma que Putin padece cáncer

Crecen los rumores sobre el estado de salud del `presidente de Rusia, quien podría padecer también Parkinson

Vladimir Putin en la cumbre virtual del G20SPUTNIKvia REUTERS

¿Está Vladimir Putin enfermo? Así lo cree el analista político Valery Solovei, un opositor al régimen ruso que asegura que el presidente fue operado en febrero y que padece cáncer. Hace dos semana también reveló que Putin tiene Parkinson. El opositor cree que “uno de los problemas es de naturaleza psiconeurológica, el otro es un problema de cáncer”, informa The Sun.

Solovei asegura tener fuentes del Kremlin “en el epicentro de la toma de decisiones”. “Si alguien está interesado en el diagnóstico exacto, no soy médico y no tengo ningún derecho ético a revelar estos problemas”, añadió el opositor, quien dijo que “el segundo diagnóstico es mucho más peligroso que el primero, ya que la enfermedad de Parkinson no amenaza el estado físico, sino que solo limita las apariencias públicas”.

El opositor Solovei, ex jefe de relaciones públicas del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú, una de las universidades más prestigiosas de Rusia, sostiene que Putin pretende anunciar su renuncia en enero debido a sus problemas de salud y planea nombrar a su hija Katerina Tikhonova, de 34 años, como su sucesora.

Esta ex bailarina encabeza una importante iniciativa de inteligencia artificial y se ofreció como voluntaria para ser una de las primeras en probar la vacuna contra el covid Sputnik V de Rusia. The Sun publica que el ex presidente Dimitri Medvedev, de 55 años, y el ministro de Agricultura, Dmitry Patrushev, de 43, se encuentran entre los posibles herederos de Putin.

Solovei, politólogo e historiador, afirma que Putin se sometió a una cirugía en febrero y otra fuente rusa afirmó que fue una operación de cáncer abdominal. Se cree que su primera aparición después de la cirugía fue para depositar flores en el lugar conmemorativo de San Petersburgo el 19 de febrero.

Solovei fue detenido en septiembre junto con decenas de personas después de una marcha en Moscú para protestar por el arresto de Sergei Furgal, miembro de un partido de oposición y entonces gobernador de la región del Krai de Khabarovsk.

A principios de esta semana, el Kremlin negó problemas de salud de Putin después de que el mandatario sufriera un ataque de tos durante una reunión televisada. Las imágenes del incidente se editaron más tarde para que el ataque de tos de Putin pareciera menos severo en una versión publicada por su oficina.

Los observadores que estudiaron imágenes recientes dijeron que las piernas de Putin parecían estar en constante movimiento y apreciaron síntomas de dolor mientras se agarraba al apoyabrazos de una silla. También se ve cómo sus dedos se contraen mientras sostiene un bolígrafo y agarra una taza.