Tres policías asesinados a tiros y un cuarto herido en el centro de Francia

Los gendarmes trataban de rescatar a una mujer, pero un hombre abrió fuego contra ellos y después se dio a la fuga. Horas después ha sido encontrado muerto

Gendarmes franceses en el lugar en que un exmilitar abrió  fuego contra varios agentes
Gendarmes franceses en el lugar en que un exmilitar abrió fuego contra varios agentesRichard BRUNELEFE

Tres gendarmes fueron asesinados y un cuarto resultó herido en un caserío aislado cerca de Saint-Just, en Puy-de-Dôme, en el centro de Francia, en la noche del martes al miércoles. Los agentes fueron asesinados a tiros por un hombre de 48 años que estaba fuera de sí cuando intentaban rescatar a una mujer que se había refugiado en el tejado de una casa, en un caso de violencia doméstica, informan medios franceses. Las víctimas son el brigadier Arno Mavel, de 21 años, el teniente Cyrille Morel, de 45 años, y el suboficial Remi Dupuis, de 37, según un comunicado del Ministerio del Interior.

Poco después de la medianoche, dos gendarmes fueron atacados a tiros, tras intentar acercarse a la casa donde se había refugiado la mujer amenazada. Uno de ellos murió a causa de sus heridas mientras que el segundo, herido en el muslo, fue trasladado por los bomberos al centro hospitalario de Ambert. Tras prender fuego a su casa, el hombre volvió a disparar contra los gendarmes presentes, provocando dos nuevas víctimas entre los agentes, confirmó a AFP la Fiscalía de Clermont-Ferrand. Después se dio a la fuga. La mujer se encuentra bien y a salvo. Horas después, el ministro de Interior francés, Gérard Darmanin, ha anunciado en Twitter que el autor de los disparos ha sido encontrado muerto. El sospechoso era buscado en una gran operación para la que se habían desplegado unidades de operaciones especiales de la Policía.

El hombre, un ex militar, era conocido por actos relacionados con cuestiones de custodia de los hijos.

El ministro Darmanin anunció que viaja al lugar de los hechos para mostrar su apoyo a la policía y eligió en un comunicado “el valor y el compromiso” de los agentes caídos “al servicio de Francia”.

El primer ministro, Jean Castex, se sumó a las condolencias a las familias y señaló que “este drama nos afecta a todos y tiñe de luto a todo el país”.