25 aviones militares chinos invaden la zona de defensa aérea de Taiwán

Taiwán detecta 14 cazas J-16, 4 cazas J-10, 4 bombarderos H-6K, dos aviones de transporte Y-8 equipados con detector de submarinos y un avión-radar KJ-500

Aviones militares de Taiwán en la base de Changhua en un ejercicio de maniobras
Aviones militares de Taiwán en la base de Changhua en un ejercicio de maniobrasAP

Taiwán ha denunciado una nueva incursión por parte de 25 aviones militares chinos en su zona de defensa aérea, lo que supone la más numerosa en lo que va de año en un momento de tensiones a ambos lados del estrecho. Los 25 aparatos entraron en la parte suroccidental de la zona de identificación aérea de defensa (ADIZ, por sus siglas en inglés) de Taiwán este lunes, según un sucinto comunicado publicado por el Ministerio de Defensa taiwanés en su página web.

El comunicado detalló que se trató de 14 cazas J-16, 4 cazas J-10, 4 bombarderos H-6K, dos aviones de transporte Y-8 equipados con detector de submarinos y un avión-radar KJ-500. En respuesta a la incursión, el Ministerio despachó “una patrulla de aviones de combate, emitió alertas por radio y desplegó sistemas de misiles defensivos para hacer seguimiento de la actividad” de los aviones chinos.

Según la agencia taiwanesa de noticias CNA, se trata de la incursión más numerosa en un solo día en lo que va de año, y supera los 20 aviones de combate chinos que entraron en la ADIZ taiwanesa el pasado 26 de marzo.

La fuente apuntó que, “aunque se han producido (incursiones de este tipo) casi a diario desde mediados de septiembre de 2020, cuando el Ministerio de Defensa empezó a informar de esas misiones”, no ha sido sino recientemente que Pekín ha empezado a aumentar considerablemente el número de aparatos desplegados en la ADIZ de Taiwán.

Las tensiones entre Pekín y Taipéi aumentaron considerablemente durante el mandato del expresidente estadounidense Donald Trump, que dio prioridad al fortalecimiento de las relaciones con Taiwán, incluida la venta de armas, pese a que en 1979 Washington rompió sus relaciones con Taipéi en favor de la República Popular.

Taiwán se gobierna de manera autónoma desde 1949 -cuando los nacionalistas del Kuomintang, tras perder la guerra civil contra los comunistas, se refugiaron en la isla- aunque Pekín reclama la soberanía sobre ella y no ha descartado el uso de la fuerza para recuperarla.

En los últimos días, las autoridades de Taiwán han aumentado el tono de sus amenazas y han asegurado que lucharán hasta el final si China ataca. El ministro de Relaciones Exteriores taiwanés agregó que Estados Unidos ve el peligro de n ataque chino en medio de la creciente presión militar china, incluidos los simulacros de portaaviones, cerca de la isla.

Taiwán, territorio reclamado por China, se ha quejado de las repetidas actividades militares de Pekín en los últimos meses. La fuerza aérea de China realiza incursiones casi diarias en la zona de identificación de defensa aérea de Taiwán.

“Desde mi limitado entendimiento, en Estados Unidos ven claramente el peligro de la posibilidad de que China lance un ataque contra Taiwán”, dijo Joseph Wu a los periodistas en su ministerio. “Estamos dispuestos a defendernos sin preguntas y pelearemos la guerra si necesitamos pelear la guerra. Y si necesitamos defendernos hasta el último día, nos defenderemos hasta el último día”.