Deportes

“Me parece vergonzoso que la UEFA nos prohíba dar ejemplo”

El alcalde de Múnich izará la bandera arcoíris en el Ayuntamiento y varios estadios de fútbol alemanes serán iluminados en solidaridad con la comunidad LGTBI ante la polémica decisión de la UEFA de prohibirlo en el Allianz Arena durante la Eurocopa

Allianz Arena
Allianz ArenaArchivoLa Razon

Los clubes de fútbol alemanes se están uniendo para mostrar los colores del arco iris durante el partido de la selección alemana contra Hungría en la Eurocopa 2020 después de que la UEFA rechazara el plan de la ciudad anfitriona, Múnich, de iluminar el Allianz Arena con la bandera multicolor en solidaridad con la comunidad LGTBI.

El FC Bayern, por ejemplo, ha anunciado que se hubiese alegrado en el caso de que la UEFA hubiera permitido de cara al partido Alemania-Hungría la iluminación del estadio Allianz Arena con los colores del arco iris, como una señal contra la homofobia y a favor de la diversidad, según su presidente Herber Hainer.

“Nos hubiera alegrado que el Allianz Arena estuviera iluminado el miércoles con los colores del arco iris. La tolerancia y la diversidad son valores que defiende nuestra sociedad y que defiende el Bayern”, dijo Hainer en un comunicado.

“Por eso el Bayern desde hace un años ilumina algunos días el estadio, por ejemplo el día del orgullo gay, con los colores de la diversidad”, agregó.

El alcalde de Múnich, Dieter Reiter, había pedido a la UEFA que permitiera la iluminación del estadio con los colores del arco iris como muestra de solidaridad con la comunidad LGTB húngara, tras le reciente legislación restrictiva de Hungría, liderada por el primer ministro Viktor Orban. Películas como Harry Potter y series como Friends no podrán verse ni compartirse con menores de 18 años. Las penas ascienden hasta los 20 años de cárcel.

La UEFA no accedió a la petición, alegando que sus estatutos la obligaban a ser neutral en lo político y lo religioso.

Estadios iluminados

Sin embargo, los estadios de Berlín, Wolfsburgo, Augsburgo, Frankfurt y Colonia iluminarán sus sedes durante el último partido de la fase de grupos del miércoles en Múnich en respuesta a la decisión de la UEFA de denegar la solicitud del ayuntamiento para que su estadio se ilumine con los colores del arco iris.

La UEFA, el organismo rector del fútbol europeo que tiene la última palabra como organizador del torneo, indicó en un comunicado el martes que entendía la intención detrás de la propuesta del Ayuntamiento de Múnich, pero que “debe rechazar esta solicitud” debido a su “contexto político”, un mensaje contra la polémica decisión y la nueva legislación aprobada por el Parlamento nacional húngaro.

El ministro de Sanidad germano, Jens Spahn, junto al alcalde de Múnich Dieter Reiter en el Allianz Arena FOTO: Alexander Hassenstein / POOL EFE

La solicitud del alcalde de Múnich, Dieter Reiter, dejó claro que quería protestar contra una ley aprobada por los legisladores húngaros la semana pasada que prohíbe compartir con menores cualquier contenido que describa la homosexualidad o la reasignación de sexo. La ley fue denunciada como discriminación anti-LGBT por grupos de derechos humanos.

Vergüenza y decepción

Una vez conocida la negativa de la UEFA, el alcalde Reiter se mostró indignado. Describió ante los periodistas que la decisión final de la UEFA le parecía “vergonzosa”. Asimismo, Reiter señaló que era “muy decepcionante” que la federación alemana de fútbol no hubiera dado más apoyo a la propuesta de la ciudad.

”Me parece vergonzoso que la UEFA nos prohíba dar ejemplo de diversidad, tolerancia, respeto y solidaridad”, aseveró el martes el político del SPD, el partido socialdemócrata germano, en una rueda de prensa recogida por la revista alemana “Der Spiegel”.

Reiter contestó directamente a la UEFA, pues en su opinión, iluminar con la bandera arco iris no tenía nada que ver con los partidos partidos. “No es política, es una señal de humanidad”, insistió el alcalde de Múnich.

El portavoz de la Federación alemana, Jens Grittner, sugirió el lunes que podría ser una opción mostrar los colores en los días posteriores a la visita de Hungría. Múnich albergará un partido de cuartos de final en la Euro 2020 el 2 de julio.

“Una contrapropuesta ridícula”, apostilló Reiter al ser preguntado. “No sé cuál se supone que es el sentido de esta propuesta”.

Por lo que Reiter también está decepcionado con la Federación Alemana de Fútbol (DFB). “También estoy decepcionado con la DFB, que a pesar de la abrumadora aprobación de toda Alemania, no ha querido verse en una posición para influir en el resultado”.

Nuevas muestras de solidaridad

Reiter anunció que espera izar banderas de arco iris sobre el ayuntamiento, asimismo, iluminará con los colores del arco iris una turbina eólica cerca del estadio y la Torre Olímpica de la ciudad.

“Ciertamente, en Múnich no nos vamos a desanimar y a dejar de enviar una señal clara a Hungría y al mundo”, confesó el alcalde alemán.

Sin embargo, la UEFA que cree que “la discriminación solo se puede combatir en estrecha colaboración con otros” y propuso que Múnich ilumine el estadio con los colores del arco iris el 28 de junio o entre el 3 y el 9 de julio. Pero nunca en pleno partido de la Eurocopa. Para el organismo, estas fechas “se alinean mejor con los eventos existentes”.

El ministro de Exteriores de Hungría, Peter Szijjarto, criticó la posición alemana el lunes.

“En Hungría hemos aprobado una ley para proteger a los niños húngaros, y ahora en Europa occidental se están quejando de ello”, espetó Szijjarto en Luxemburgo. “Quieren expresar esto al incluir la política en un evento deportivo, que no tiene nada que ver con la aprobación de leyes nacionales”.

Campaña de “desinformación”

Hoy, en declaraciones recogidas por la agencia AP, Szijjarto alegó que se estaba utilizando una campaña de desinformación para generar críticas internacionales contra la reciente ley aprobada en Hungría.

“Se está llevando a cabo una campaña mundial de noticias falsas sobre la ley de protección de los niños”, insistió Szijjarto, y agregó que “el 99% de los que critican no ha leído toda la ley”.

El eurodiputado español por Ciudadanos Adrián Vázquez Lázara ha pedido a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que recurra la decisión de la UEFA de prohibir la iluminación arcoíris en el Allianz Arena.

“Los derechos fundamentales no son un juego, y ninguna excusa es suficiente para censurarlos”, ha justificado Vázquez Lázara.