Estados Unidos asegura tener más de 140 fenómenos sin identificar que podrían ser extraterrestres

Un informe no aclara la naturaleza de los 120 objetos no identificados detectados a principios de mes

Elizondo se postulará al congreso si el informe sobre ovnis se minimiza
Elizondo se postulará al congreso si el informe sobre ovnis se minimizaLa Razón (Custom Credit)

A principios de mes, el Pentágono reconoció la existencia de 120 objetos no identificados, sin saber si se trataban de extraterrestres. Estados Unidos mostró su preocupación por posibles riesgos para la seguridad nacional y el Congreso de los Estados Unidos dio plazo hasta finales de mes para entregar un documento en el que tratara la posibilidad de que se trataran de OVNIs.

El informe se hizo público este viernes, y los analistas de defensa e inteligencia, según este informe, no tienen datos suficientes para determinar la naturaleza de los objetos voladores observados por pilotos militares.

El informe abarca un total de 144 avistamientos de FANIs, o lo que es lo mismo, “fenómenos aéreos no identificados”, como lo conocen desde el gobierno norteamericano, desde del pasado 2004. Casi dos décadas recogidas en este dictamen, donde se incluyen algunos casos que salieron a la luz previamente.

“Este informe, que no ofrece una conclusión clara, es sólo el comienzo de los esfuerzos por explicar las causas de los riesgos para la aviación en muchas zonas del país y del mundo”, dijo Mark Warner, presidente del Comité de Inteligencia del Senado. El mandatario asegura que el número de estos incidentes se ha ido incrementando desde el año 2018. “Estados Unidos debe ser capaz de comprender y reducir las amenazas que pesan sobre nuestros pilotos, ya sea que provengan de drones, globos meteorológicos o de las capacidades de inteligencia de nuestros adversarios”, añade.

Todos los casos, menos uno, el cual es atribuido a un “desorden aéreo”, siguen sin explicación. El gobierno estadounidense no ha descartado que los 143 restantes puedan tener origen extraterrestre.

El informe podría ser un punto de inflexión para Estados Unidos. Los militares pasaron décadas desacreditando las observaciones de OVNIs, allá por el 1940, pero parece que van cobrando sentido, pese a la todavía falta de claridad de los datos aportados. El país norteamericano seguirá investigando, puesto que no pueden descartar ninguna opción.