La ropa tendida delató a Bin Laden: la nueva versión que explica cómo cayó el líder de Al Qaeda

Un libro del analista Peter Bergen sostiene que la colada en la casa de Abbottabad siempre incluía ropa de muchos niños y mujeres, lo que concordaba con la familia amplia del terrorista

La casa de Bin Laden en Abbottabad
La casa de Bin Laden en Abbottabad

A veces los detalles son tan importantes que le cuestan a uno la vida. Eso habría pasado con el jefe de Al Qaeda Osama Bin Laden en 2011, cuando el terrorista vivía plácidamente en la mansión de Abbottabad, en Pakistán, escondido ante la búsqueda incesante que años atrás había iniciado Estados Unidos contra su persona. The Rise and Fall of Osama bin Laden (El auge caída de Osama bin Laden) es el título del libro recién publicado escrito por el analista de seguridad nacional y ex productor de la CNN Peter Bergen, en el que sostiene que Bin Laden fue hallado y asesinado debido a la ropa tendida de la casa en la que se ocultaba.

Durante meses la CIA analizó las escasas pistas que deparaba el interior de la vivienda, donde no había conexión a internet ni telefónica. Apenas había ventanas y sus inquilinos no sacaban nunca la basura a la calle sino que la quemaban en el terreno dentro de la propiedad. En su interior vivía Osama Bin Laden desde hacía años con sus tres mujeres y ocho hijos. Sin embargo, algo curioso fue detectado por los investigadores norteamericanos. Según cuenta Berger en su libro, la CIA se dio cuenta de que los tendederos que se colocaban en el interior de la finca pertenecían a una familia muy numerosa. ¿Cómo? Al parecer siempre se tendía ropa de niños, mujeres y hombres, lo que concordaba con el hecho de que pudiera tratarse de una familia conformada por muchos miembros como la que se sabía que tenía Bin Laden.

Osama bin Laden viendo la televisión en un vídeo encontrado en su ordenador en Abbottabad
Osama bin Laden viendo la televisión en un vídeo encontrado en su ordenador en Abbottabad

Según informa el New York Post, este detalle fue clave para convencer al entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de la pertinencia de atacar la casa, como finalmente sucedió en mayo de 2011, cuando un comando de los Navy Seal logró aterrizar con un helicóptero y penetrar en el interior de la casa, donde Bin Laden fue abatido a tiros y después lanzado al mar en una localización que nunca se ha dado a conocer tras serle practicado una prueba de ADN que confirmara que se efectivamente se trataba de terrorista más buscado.

Todos los detalles de la operación aparecen relatados por Peter Bergen, que es uno de los periodistas occidentales que mejor conocen la historia de Bin Laden y Al Qaeda. De hecho logró hablar con él en 1997, antes de que se convirtiera en el enemigo público número uno de EEUU por instigar los atentados del 11-S.

La casa de Abbottabad fue un empeño de Bin Laden. Fue él quien dio la orden a su guardaespaldas, Ibrahim Saeed Ahmed abd al-Hamid, para que comprara un terreno, contratara a un arquitecto y construyera una fortaleza lo suficientemente grande como para albergar a su familia en Pakistán. En 2005, la familia comenzó a mudarse a esta propiedad de tres plantas que albergaba cuatro dormitorios en el primer piso y cuatro más en el segundo, cada uno con su propio baño. El piso superior contenía un dormitorio, un baño, un estudio y una terraza para uso de Bin Laden.

La fortaleza de Bin Laden fue descubierta cuando un informante paquistaní de la CIA dijo que había visto en la ciudad de Peshawar a un hombre que se parecía mucho a Ibrahim, el guardaespaldas de Bin Laden. En agosto de 2010, el todoterreno blanco de Ibrahim condujo a la CIA a las paredes de la propiedad. Allí vivía el terrorista con sus tres esposas, ocho de sus hijos menores y cuatro nietos. El resto es historia.