“Maduro quiere ir a las urnas porque piensa que va a blanquear su presidencia”

Antonio de la Cruz, presidente de Inter American Trends, analiza para LA RAZÓN las elecciones de noviembre de Venezuela

Nicolás Maduro, hablando en Caracas, Venezuela, sobre las elecciones de noviembre
Nicolás Maduro, hablando en Caracas, Venezuela, sobre las elecciones de noviembre FOTO: LEONARDO FERNANDEZ VILORIA REUTERS

-¿Cree que la participación de la oposición en las elecciones regionales es una cesión al gobierno de Maduro?

-La participación de la oposición en las elecciones regionales del 21 de noviembre es un punto que se negoció con el gobierno de Maduro en la mesa de diálogo abierta en México. Maduro quiere ir a las urnas porque piensa que esa operación le va a permitir blanquear su presidencia. Existe un cronograma electoral incluido en el memorando de entendimiento que habla de celebrar elecciones presidenciales y legislativas. Con el anuncio de la ahora llamada Plataforma Unitaria, Maduro consigue un punto para su lavado de cara para conseguir más legitimidad. Y sí, creo que es una cesión de la oposición porque su participación es más una estrategia de Maduro para sus fines de blanqueo. Si hubiera sido producto de la mesa negociadora de México, hubiese tenido fuerza la petición de convocar un referéndum revocatorio o de elecciones presidenciales anticipadas.

-¿Por qué antes la oposición no quería participar en las elecciones y ahora sí?

-La oposición no participó en las elecciones anteriores porque no había condiciones. En los últimos tiempos, la UE y Josep Borrell en particular han venido presionando a sectores venezolanos para participar en las elecciones, entre ellos al dirigente político Henrique Capriles, que piensa que hay que ir ocupando espacios políticos.

-¿Qué espera de las negociaciones de México?

-Hay posibilidad de lograr un pequeño acuerdo. El Gobierno de Maduro no tiene apetito para discutir un adelanto de las elecciones presidenciales, pero espero que la plataforma unitaria tenga la lucidez de plantear que los países amigos, que son EEUU, Alemania, Reino Unido, Canadá, Colombia y Países Bajos, logren tener el músculo y salga de México por lo menos el referendo revocatorio para echar a Maduro, que está contemplado en la Constitución. Si eso no sale, mal porque habrá que esperar hasta el 2024 según el cronograma de Maduro.

-¿Cuál es la posición de Juan Guaidó ahora?

-A nivel internacional Juan Guaidó sigue siendo reconocido por más de treinta países como presidente interino de Venezuela y desde ahí se toman decisiones económicas como a quién dar el oro de Reino Unido y sobre los activos congelados de empresas venezolanas ubicadas en Estados Unidos. Dentro de Venezuela la dinámica está marcada por los cuatro partidos políticos más importantes, el G4 (Acción Democrática, Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo y Voluntad Popular), y son los que han decidido participar en las elecciones y no el Gobierno de Guaidó.