La dura carta de Kirchner que acorrala al presidente Alberto Fernández tras la debacle electoral

“Fui, soy y seré peronista, por eso pensaba que no podíamos ganar, y se lo decía no sólo al presidente”, explica en la misiva

Cristina Fernández de Kirchner
Cristina Fernández de Kirchner FOTO: Juan Ignacio RONCORONI EFE

La debacle del peronismo en las elecciones primarias de Argentina ha abierto en canal las heridas dentro del oficialismo. El presidente Alberto Fernández se encuentra en el ojo del huracán por los malos resultados, en los que el partido gobernante pierde en la mayoría de las regiones del país incluida la provincia de Buenos Aires. La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner ha afilado el cuchillo con unas declaraciones que apunta directamente en la línea de flotación del presidente, a quien acusa de ser la principal de esta derrota por anticipada. Si bien las elecciones legislativas son en noviembre, los expertos creen que si no se introducen cambios de calado, las urnas refrendarán el resultado de las primarias del pasado fin de semana.

En la primera reacción a la histórica derrota, Kirchner ha pedido a Alberto Fernández que “honre la voluntad del pueblo argentino” y “relance” el Gabinete, después de que la “derrota sin precedentes del peronismo” haya puesto en “jaque” al Gobierno. La ex presidenta ha recordado que eligió a Alberto Fernández como candidato por un motivo: “Cuando tomé la decisión de proponer a Alberto Fernández como candidato a presidente de todos los argentinos y las argentinas lo hice con la convicción de que era lo mejor para mi Patria. Sólo le pido al presidente que honre aquella decisión”. Este es el contenido de “la carta más dura que publicó hasta ahora”, según Clarín, que “dejó a Alberto Fernández acorralado en la crisis institucional más grave del Frente de Todos”, la coalición peronista.

La derrota de las primarias PASO condujo a la dimisión de cinco ministros cercanos a la ex presidenta de forma inesperada. Kirchner, en su carta al que fuera su delfín, convertido en presidente, le pide implementar un cambio urgente en su gabinete tras la “catástrofe política” del domingo.

¿Qué reprocha Kirchner a Fernández?

En primer lugar apunta a una política de ajuste fiscal equivocada que afecta negativamente a la economía. Citó en concreto “el atraso salarial, descontrol de precios y falta de trabajo”. También mencionó el “impacto de las dos pandemias: la macrista primero y la sanitaria”. “No lo dije una vez… me cansé de decirlo”, remarcó para desmarcarse de la derrota. Y completó: “Fui, soy y seré peronista, por eso pensaba que no podíamos ganar, y se lo decía no sólo al presidente”.

“Como no soy mentirosa y mucho menos hipócrita, debo mencionar que durante el 2021 tuve 19 reuniones de trabajo en Olivos con el Presidente de la Nación. Nos vemos allí y no en la Casa Rosada a propuesta mía y con la intención de evitar cualquier tipo de especulación y operación mediática de desgaste institucional”, dijo la vicepresidenta en la misiva, difundida en redes sociales. La respuesta que recibió desde la presidencia es que estaba “equivocada” y que iban a “ganar muy bien las elecciones”, ha contado.

Dos días después del varapalo, Kirchner decidió llamar al presidente y recomendarle una serie de nombres para reestructuras su gabinete. “Habían transcurrido 48 horas sin que se comunicara conmigo y me pareció prudente llamarlo y decirle que tenía que hablar con él. Deje pasar 48hs deliberadamente, para ver si llamaba. Allí le manifesté que era necesario relanzar su Gobierno y le propuse nombres como el del gobernador Juan Manzur para la Jefatura de Gabinete”.

El resultado de estas elecciones han puesto, a juicio de Kirchner, en “jaque” al presidente. “Mientras escribo estas líneas tengo el televisor encendido pero en mute y leo: ‘Alberto jaqueado por Cristina’. No, no he sido yo. Por más que intenten ocultarlo, es el resultado de las elecciones”.

“Es más grave aún: en la provincia de Buenos Aires (...) el domingo pasado nos abandonaron 440.172 votos de aquellos que obtuvieron Unidad Ciudadana en el año 2017 con nuestra candidatura al Senado, con el peronismo dividido, sin gobierno nacional ni provincial que apoyara y con el Gobierno de Macri y su mesa judicial persiguiendo y encarcelando a exfuncionarios y dueños de medios opositores a diestra y siniestra “, ha ahondado.

En la misma línea, ha recordado la derrota del peronismo en los comicios legislativos de la provincia de Buenos Aires en 2009, con Néstor Kirchner como diputado nacional. “El lunes siguiente a las elecciones, Néstor no sólo renunció a la titularidad del Partido Justicialista, sino que yo, como presidenta de la Nación, pedí la renuncia de quien fuera mi jefe de Gabinete (...). Y solo habíamos perdido en Buenos Aires, pero habíamos ganado a nivel nacional “, ha rememorado.

Por ello, ha criticado que ahora, “después de semejante catástrofe política”, parezca que en Argentina “no ha pasado nada, se finja normalidad y, sobre todo, algunos funcionarios se atornillen a los sillones”. “¿En serio creen que no es necesario, después de semejante derrota, presentar públicamente las renuncias y que se sepa la actitud de los funcionarios de facilitarle al presidente la reorganización de su Gobierno?”, Ha remachado, defendiendo así las renuncias de los ministros cercanos al ‘kirchnerismo’.