Accidente de un autobús en Bulgaria: los siete supervivientes saltaron del vehículo en llamas

Consternación en el país tras el incendio de un autobús en una autopista en el que murieron 46 personas de un grupo de turistas procedente de Macedonia del Norte

Así quedó el autobús que se quemó en una autopista de Bulgaria
Así quedó el autobús que se quemó en una autopista de Bulgaria FOTO: VASSIL DONEV EFE

Un autobús procedente de Estambul en Turquía y con destino a Skopie en Macedonia del Norte chocó en la madrugada del martes sobre las tres de la mañana contra una barrera, volcó y salió ardiendo en una autopista a unos 40 kilómetros de Sofía. Los ocupantes eran en buena parte familias con menores y muy pocos sobrevivieron al siniestro. Unas 46 personas fallecieron calcinadas dentro del vehículo, 12 de ellos menores de edad, y otras siete sufrieron quemaduras y heridas leves.

El ministro de Exteriores normacedonio Bujar Osmani, donde estaba registrada la empresa de transportes, explicó a la prensa que “se trata sobre todo de familias que habían aprovechado el puente para hacer una excursión de unos días”. Es por ello que la gran mayoría de los pasajeros tenían dicha nacionalidad. La víctima mas joven tenía tan solo 4 años de edad y la mayor, 63, según la agencia de noticias EFE.

El ministro del Interior normacedonio Boyko Raskov se trasladó al lugar del accidente y explicó que había hablado con los sanitarios, que le habían explicado que “las personas se convirtieron en ceniza dentro del autobús”. Es por ello que es difícil decir con exactitud cuántas personas exactamente iban en el transporte y de quién se trata. De hecho, las autoridades están recurriendo a los test de ADN para poder identificar a las víctimas. Los sobrevivientes han sido trasladados a un hospital en la capital de Bulgaria, Sofía.

Pruebas de ADN, necesarias

El presidente normacedonio Zoran Zaev también se desplazó a Bulgaria y explicó que “en el autobús había personas de todas las etnias de nuestro país, también un ciudadano serbio que iba con sus familiares y otro pasajero con un pasaporte belga”. Debido al estado de los cadáveres, éstos solo podrán ser identificados mediante una prueba de ADN. “Es una tragedia aterradora. La mayoría de las víctimas son jóvenes”, explicaba Zaev a la agencia de noticias MIA.

La fiscalía búlgara ha abierto una investigación para determinar las causas del siniestro. La zona en la que se produjo es, al parecer, un tramo en el que a menudo hay accidentes. Aún no está claro si el fuego se produjo por la colisión contra la valla de seguridad o bien se produjo antes del impacto. Un superviviente ha explicado que oyó una explosión.

Siete personas que saltaron del autobús en llamas fueron trasladadas de urgencia al hospital de emergencia Pirogov en la capital búlgara, Sofía, y se encontraban en condición estable, dijo el personal del hospital.

Un ingeniero llamado Wasko Pirgow, experto funcionario de la ciudad de Pernik, que aseguró que cree que se trató de un fallo humano. El autobús “viajaba con una velocidad superior a los 100 km/hora, la temperatura rondaba los 9 grados y no había secciones de la autopista heladas”. Lo cierto es que el velocímetro resultó calcinado también. El fuego se habría producido en la parte frontal del autobús y los pasajeros del final pudieron escapar por una ventana.

Siete personas que saltaron del autobús en llamas fueron trasladadas de urgencia al hospital de emergencia Pirogov en la capital búlgara, Sofía, y se encontraban en condición estable, dijo el personal del hospital.

Los ingresados están en estado estable. Una experta del Instituto para la Seguridad Vial Diana Rusinowa explicó a los medios que las autoridades creen que fue un fallo humano, “pero la mala infraestructura ha jugado al menos un papel”.

El accidente ha contribuido a acercar a los mandatarios de los países vecinos, que mantienen tensas relaciones debido al bloqueo búlgaro para con la entrada en la UE de Macedonia del Norte. El martes, en ambos países, las banderas ondearon a media hasta y se han declarado tres días de luto oficial.