El Senado de EE UU confirma a Julissa Reynoso como nueva embajadora en España

Biden la nominó en julio, pero no ha sido hasta hoy que ha contado con la aprobación de los senadores estadounidenses

Embajadora EEUU en España
 Julissa Reynoso
Embajadora EEUU en España Julissa Reynoso FOTO: Foto La Razón

La elegida por el presidente de EEUU para representar a su país en España y Andorra como cabeza de la diplomacia estadounidense, Julissa Reynoso Pantaleon, fue anunciada hace meses por la Casa Blanca, pero los republicanos han intentado bloquear su designación en el Senado.

La votación para confirmar a la candidata de Biden como embajadora en España se ha extendido más de lo habitual en la Cámara Alta de EE UU por la reticencia de varios legisladores conversadores, especialmente Marco Rubio, quien criticó duramente la nominación por considerar que la apuesta de Biden “no presionaría a España para que aumente la presión contra los regímenes autoritarios de Cuba, Nicaragua y Venezuela”.

Julissa Reynoso nació en la República Dominicana en 1975 y emigró con la edad de 7 años, en 1982, a Estados Unidos. Su infancia, adolescencia y primera juventud transcurrió en el barrio neoyorkino del Bronx, estudiando en escuelas católicas y rodeada de otros inmigrantes de origen latino. Al graduarse con las mejores calificaciones de su generación, Reynoso fue admitida en la Universidad de Harvard, donde participó activamente en la fundación de grupos estudiantiles y de política.

Abogada y diplomática estadounidense, la nueva embajadora de EE UU en España será la primera mujer al frente de la legación y podrá comunicarse a la perfección en el cargo con su español nativo. Inmigrante dominicana, nacionalizada estadounidense, encarna como pocos el sueño americano de haberse transformado en una figura diplomática de peso rompiendo muchos moldes. En 2012, cuando tenía 37 años, Julissa Reynoso fue nombrada jefa de la diplomacia en Uruguay, convirtiéndose en la embajadora más joven de la historia de Estados Unidos durante el segundo mandato de Obama.

Casi una década después y desde que el presidente demócrata Joe Biden tomara posesión de su cargo, en enero de 2021, Julissa Reynoso ha sido co-presidenta del Consejo de Política de Género de la Casa Blanca y también ha ocupado una de las posiciones de mayor confianza del matrimonio presidencial, desempeñándose como jefa de gabinete de la Primera Dama, Jill Biden.

u experiencia previa en política incluyen haber estado en primera línea junto a Hillary Clinton como candidata a la presidencia cuando la senadora por Nueva York decidió abandonar el Congreso y encauzar esa nueva dirección profesional. La candidatura de Clinton en las primarias demócratas no prosperó, pero Reynoso continuó vinculada a la carrera presidencial al unirse a la exitosa campaña de Barack Obama.

Formada en los reconocidos centros universitarios como el Emmanuel College de Cambridge (Reino Unido) y la escuela de leyes de Columbia (Nueva York), la nueva embajadora en Madrid ha sido socia del prestigioso bufete de abogados Winston & Strawn LLP, especializado en derecho internacional. Además, también ha trabajado para la jueza federal Laura Taylor Swain, nominada por Bill Clinton en 2020, y ha desempeñado otros cargos de Gobierno, como el de subsecretaria de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estados de EE UU.

Experta en relaciones internacionales, derecho, comercio, inmigración e igualdad de género, su nueva responsabilidad en la capital española abarca el gran desafío de desvincularse de las acusaciones que han mantenido su nominación paralizada en el Capitolio “por ser simpatizante y apologista del régimen castrista”, según acusaciones del senador republicano Marco Rubio al intentar bloquear su designación como nueva embajadora en España.

“No debería estar en nuestro Gobierno. Su participación directa en la ayuda para intercambiar a miembros encarcelados del servicio de inteligencia cubano mientras cumplían sentencia en una prisión estadounidense durante la política de apaciguamiento de Obama y Castro plantea serias dudas sobre su carácter y criterio”, la acusó Rubio en un comunicado emitido durante el proceso legislativo meses atrás.

Pero el presidente Joe Biden se ha mostrado contundente contra los actos represivos y abusivos de Gobiernos y mandatarios de todo el mundo. El demócrata condenó las detenciones masivas en Cuba y también intensificó la presión contra el régimen cubano al sancionar al Ministro de Defensa, Álvaro López Miera, y a la Brigada Especial Nacional (BEEN) conocida como los “boinas negras” por la represión contra manifestantes pacíficos el 11 de julio de este año en las mayores protestas sociales en décadas.