La futura embajadora de EEUU lamenta la “deslucida” política de España hacia Cuba y Venezuela

Julissa Reynoso comparece en el Senado para dar cuenta de su línea de actuación si recibe el aval para dirigir la embajada estadounidense en Madrid

La candidata a embajadora de EEUU en España
La candidata a embajadora de EEUU en España FOTO: Foto La Razón

La candidata del Gobierno de Joe Biden para ser la próxima embajadora de Estados Unidos en España, Julissa Reynoso, ha afeado el papel político desempeñado por España en América Latina, donde podría hacer “mucho más” para defender los Derechos Humanos y las libertades fundamentales, especialmente en Cuba, donde mantiene una posición “mucho más tolerante” que la norteamericana.

Biden anunció el nombre de Reynoso a finales de julio, pero hasta esta semana la candidata, antigua jefa de gabinete de la primera dama, no ha comparecido en el Senado para dar cuenta de sus futuras líneas de actuación en caso de recibir el aval definitivo que le permitiría trasladarse a Madrid. La candidata a embajadora, con experiencia en América Latina, ha dicho estar “bastante familiarizada” con la “deslucida” política española en países como Cuba, Venezuela y Nicaragua. Si es confirmada, aspira a presionar a España para que sea más “franca” y más “transparente”.

En este sentido, confía en que España mantenga en la región “el mismo rasero” que promulga en materia de derechos y libertades para otras partes del mundo, en la medida en que puede hacer “mucho más” y tiene un peso “importante” en América Latina y el Caribe por sus lazos históricos. “España y Cuba tienen una historia juntos”, ha afirmado, al aludir a un país donde hay “diferencias importantes” con Estados Unidos. Reynoso ha apuntado que Washington y Madrid comparten ciertos “ideales” que, sin embargo, difieren cuando se traducen en “tácticas”.

En el caso de Cuba, “han sido mucho más tolerantes”, ha asegurado Reynoso, al recordar que España no se sumó a un comunicado promovido por Estados Unidos tras las protestas opositoras de julio y es partidaria de lanzar mensajes más en favor del “diálogo”.

Reynoso ha tenido mejores palabras hacia el posicionamiento español en otros escenarios, destacando por ejemplo que España ha sido “cauta” en sus relaciones con China a pesar de los intereses económicos que pueda haber detrás. Considera a España un “importante socio” en la defensa de sanciones tanto contra China como contra Rusia.

Rusia y el independentismo catalán

En relación a Rusia, y con los supuestos vínculos con el independentismo catalán como telón de fondo, Reynoso ha aludido a la “desinformación” sobre “el referéndum que hubo en España” y ha confirmado contactos por parte de la Embajada para abordar las actividades rusas en materia de desinformación y ciberataques, de tal forma que las autoridades españolas puedan “investigar y prevenir” este tipo de prácticas.

Reynoso ha abogado en este ámbito por la cooperación y ha apuntado que España es un “socio clave” para prevenir este tipo de tácticas. En este sentido, durante su intervención inicial, hizo hincapié en que España es un aliado en el seno de la OTAN y que acogerá en 2022 la cumbre de la Alianza, así como la “espectacular cooperación” durante casi 70 años en las bases de Rota y Morón.

Asimismo, puso en valor la “profunda relación económica”, con un comercio de bienes y servicios por valor de más de 36.900 millones de dólares en 2020, y que España es el décimo inversor directo en Estados Unidos, donde genera 90.000 empleos. A su vez, Estados Unidos es el mayor inversor en España, donde apoya más de 178.000 empleos.