Marruecos anuncia que la cumbre de la Liga Árabe a celebrar en Argel ha sido suspendida

En ella se pretendía plantear el apoyo al Frente Polisario junto con los palestinos

El presidente de Argelia visita al jefe del Polisario, Brahim Ghali, hospitalizado en Argel EFE/EPA/ALGERIAN PRESIDENCY HANDOUT HANDOUT EDITORIAL USE ONLY/NO SALES
El presidente de Argelia visita al jefe del Polisario, Brahim Ghali, hospitalizado en Argel EFE/EPA/ALGERIAN PRESIDENCY HANDOUT HANDOUT EDITORIAL USE ONLY/NO SALES FOTO: ALGERIAN PRESIDENCY HANDOUT EFE

La cumbre de la Liga Árabe, que se iba a celebrar en, el próximo mes de marzo ha sido aplazada hasta finales de este año. “Sin embargo, el presidente argelino, Tebboune (…) desautorizado y humillado por este aplazamiento, el régimen argelino no sabe cómo anunciarlo al pueblo argelino”, informa Le360. La cumbre de la Liga Árabe no tendrá lugar en Argelia. Ni en marzo, ni en primavera, ni siquiera el próximo verano. Se habla de una cumbre “bajo condiciones” en Argel a fines de 2022, agrega.

El digital se refiere al “carácter humillante” del viaje, a principios de esta semana, de una delegación de la Liga Árabe, que acudió a indagar sobre la capacidad de Argelia para organizar una cumbre.

Recuerda que, en noviembre de 2021, el presidente Abdelmadjid Tebboune pronunció un discurso en la Conferencia de jefes de Misiones Diplomáticas y Consulares de Argelia. En esta intervención, el presidente argelino anunció que “la cumbre de la liga se celebrará en Argelia en marzo”.

Durante ese mismo mes de noviembre de 2021, el jefe de la diplomacia argelina, Ramtane Lamamra, declaró al final de los trabajos del simposio que reunió a los jefes de las misiones diplomáticas y consulares de Argelia, que “la próxima cumbre árabe será la cumbre de solidaridad interárabe y apoyo a la causa palestina y al pueblo saharaui”.

“Por lo tanto, surge con insistencia una pregunta: ¿por qué Argelia no puede organizar una cumbre, a pesar de que fue anunciada por su Jefe de Estado? ¿Qué impidió al régimen argelino materializar sus anuncios, sus promesas y sus amenazas? ¿Dónde está este regreso de la diplomacia argelina en la escena árabe e internacional? Esta es la primera vez en los anales de la Liga Árabe que un país anuncia una cumbre, que luego resulta incapaz de organizarla”.

“Hasta el día de hoy, los medios afiliados a la junta (ar4gelina) siguen hablando de una cumbre “en las próximas semanas”, lo que refleja claramente la vergüenza del régimen al anunciar el aplazamiento de facto de la cumbre de la Liga Árabe hasta finales del año 2022. cuando el presidente Tebboune anunció que se llevaría a cabo en marzo”.

“Este fracaso monumental de la organización de la cumbre de la Liga Árabe pone de relieve la forma epidérmica y emocional en la que se dirige a Argelia tras la marginación de Buteflika. El presidente Tebboune habla por hablar, degradando así el peso de la palabra del jefe de Estado que se supone que es, al multiplicar los efectos de anuncio y bravuconería. Los anuncios del presidente Tebboune recuerdan más a palabras pronunciadas en un café comercial que a comentarios debidamente considerados, que resultarían en actos performativos. El humillante fracaso de la organización en Argelia de una cumbre árabe en marzo, por lo tanto, proporciona una prueba más de que este régimen está involucrado en cuestiones que luego es incapaz de manejar”, subraya.

En opinión del digital, “el régimen argelino también está pagando un alto precio por las tensiones que ha creado con Marruecos. Los estados influyentes de la Liga Árabe no aprecian la escalada alimentada por el régimen argelino contra el Reino e incluso creen que no se dan las condiciones para organizar una cumbre en Argel.

“Cuando se dio cuenta de que la integridad territorial de Marruecos era una línea roja, el régimen argelino trató de envolver este fracaso con expedientes como: “debemos trabajar más duro por el regreso de Siria a la Liga Árabe”, “unificar los países árabes”, mientras todos saben que esta cumbre nunca fue diseñada por el régimen argelino para unificar las filas de los países árabes, ya que Lamamra dijo claramente que será la de la causa palestina y la “causa saharaui”. “El régimen argelino se ha dado cuenta de que no tiene influencia ni espacio [para maniobrar] en el mundo árabe. Por eso se vio obligado hoy a posponer la cumbre y ni siquiera se atreve a dar una fecha”.