Europa

Varias explosiones sacuden Transnistria

Se han registrado explosiones cerca de un edificio gubernamental de la región separatista de Moldavia, según los medios locales

Imagen del escudo transnistrio y al fondo la estatua ecuestre de Alexandr Suvórov, el legendario general ruso que fundó Tiráspol, en la plaza central de la capital de la autoproclamada República de Transnistria
Imagen del escudo transnistrio y al fondo la estatua ecuestre de Alexandr Suvórov, el legendario general ruso que fundó Tiráspol, en la plaza central de la capital de la autoproclamada República de Transnistria FOTO: Ignacio Ortega EFE

Se han registrado explosiones cerca de un edificio gubernamental en Transnistria, la región separatista de Moldavia.

Según Conflict News se trataría del ministerio de Seguridad Estatal de Transnistria, una de las regiones ya ocupadas por Rusia en el estado de Moldavia.

De acuerdo con la agencia de noticias estatal rusa TASS, citando a un canal de televisión local, las ventanas y las puertas del edificio han sido reventadas. De momento no se ha informado de que haya habido víctimas.

Según recoge Reuters a través de la televisión local, funcionarios del Ministerio del Interior de la región escindida aseguraron que el edificio había sido atacado por desconocidos con lanzagranadas. Se mostró una imagen de un lanzagranadas abandonado en el lugar de los hechos.

“Este lunes, cerca de las 17:00 hora local, en el edificio del Ministerio de Seguridad del Estado de Transnistria hubo varias explosiones. Según datos previos, los disparos fueron efectuados con lanzagranadas”, informó el Ministerio de Interior en su cuenta de Telegram.

Por su parte, el canal local TSV Pridnestrovie publicó fotos del edificio con las ventanas destrozadas y coches de la Policía frente a la sede de la institución, así como de tubos de lanzagranadas usados de modelos RPG 22 y Shmel.

“En el atentado, perpetrado en el centro de la ciudad, se lanzaron al menos tres proyectiles”, que ocasionaron daños materiales tanto en la sede ministerial como en los edificios colindantes, sin que se reportasen víctimas.

Moldavia, país vecino de Ucrania, es uno de los Estados más afectados por la invasión rusa. Ya ha acogido a más de 433.895 refugiados ucranianos, según datos de ACNUR. Aunque lo cierto, es que muchos de los que cruzan la frontera moldava siguen su camino, pues temen que Moldavia, que no pertenece a la OTAN, también sea atacado por Rusia.

Con todo, la población moldava no llega a los 3 millones de habitantes, por lo que están haciendo un esfuerzo mayúsculo en la acogida de ucranianos.

La tensión es máxima.

El pasado viernes, el general de Rusia Rustam Minnekayev, comandante en funciones del Distrito Militar Central ruso, criticó la “opresión de la población rusoparlante” en Transnistria.

Las autoridades moldavas calificaron sus palabras como infundadas y aseguraron que contradicen la posición de Rusia, que proclama su apoyo a la soberanía y la integridad territorial de Moldavia en las fronteras reconocidas a nivel internacional.

Según recuerda Europa Press, en Transnistria el 60% de los habitantes son rusos y ucranianos. Se trata de una región separatista ubicada entre el río Dniéster y la frontera entre Moldavia y Ucrania que es independiente ‘de facto’ del Gobierno de Chisinau.

Con la caída y la posterior desintegración de la Unión Soviética, y ante la posibilidad de que Moldavia acabara siendo parte de Rumanía, la región situada al este del Dniéster, de población mayoritariamente rusoparlante, proclamaron la República Moldava de Transnistria a principios de 1990.

Según varios analistas, este ataque podría ser “de falsa bandera”, la excusa perfecta para Rusia.