Terrorismo

Dantesca decapitación de un cristiano por parte de un yihadista del Estado Islámico

Los hechos ocurrieron en Cabo Delgado, Mozambique, y fue quemado un poblado, incluida la iglesia

Un momento de la decapitación del cristiano por parte del terrorista del Estado Islámico
Un momento de la decapitación del cristiano por parte del terrorista del Estado Islámicojmzfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@6d1771e5

Suma y Sigue. Los terroristas del Estado Islámico prosiguen con su campaña para erradicar el cristianismo de África. Esta misma tarde, a través de sus redes sociales, han publicado un “reeportaje” con 17 fotografías en el informan d que “los soldados del Califato destruyeron el pueblo cristiano de Oumba, en la comarca de Moeda, en Cabo Delgado”.

Las imáges incluyen la quema de la iglesia y la decapitación de uno de los habitantes. Se trata de lanzar el mensaje de lo que piensan hacer con los fieles de esta religión si no abandonan la zona, de la que ya han huido miles de personas.

Por dura que sea la imagen que se reproduce con esta noticia, su difusión demuestra hasta qué punto están en peligro los cristianos en África ante unos individuos, fanatizados por creerse los enviados de su dios, dispuestos a todo para imponer la interpretación más rigorista del Islam. La fotografía refleja una realidad que no se puede ignorar y contra la que hay que luchar. No es admisible que en pleno SIGLO XXI una cuadrilla de criminales impongan unas ideas por la vía del asesinato y la destrucción.